Análisis – Alex Kidd in Miracle World DX

Análisis PC
8

Notable

Volvemos a disfrutar, algunos por primera vez y otros de vuelta, de uno de los juegos más memorables de los años 80 para Master System. Alex Kidd in Miracle World DX, el primero de los seis juegos de Alex Kidd, vuelve de nuevo con gráficos totalmente renovados y con nuevos niveles para ampliar el contenido. Además, está disponible en una gran cantidad de plataformas, por lo que podéis jugarlo tanto en formato digital como en formato físico, de la mano de Tesura Games, para PlayStation 5, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch.

¿Quién soy?

Alex Kidd in Miracle World DX nos cuenta la historia de un joven que vive en el planeta Aries. Su nombre es Alex Kidd y ha estado un tiempo por las montañas estudiando la disciplina marcial Shellcore para hacer de sus puños la mejor arma. Lo que nuestro protagonista no sabe es que mientras ha estado fuera algo malo está ocurriendo. La Región de Radaxian está siendo amenazada por Janken el Grande y sus secuaces y que para salvarla él es su única esperanza.

Como buen aspirante a héroe, y con el mapa de un hombre moribundo (que realmente no sabemos de donde lo ha sacado), Alex marcha en busca de este malvado villano. Durante el camino tendremos que enfrentarnos a diferentes enemigos, nos enteraremos de ciertas verdades sobre el protagonista, y nos tocará recorrer un camino para nada fácil. Imaginamos que después de unos 35 años después, la mayoría de vosotros ya se conocerá la historia de este famoso plataformas pero por si acaso hasta ahí os vamos a contar.

Todo quiere matarnos

El juego se divide en fases durante las cuales los elementos de plataformeo están a la orden del día desde el primer minuto. Controlaremos a Alex a lo largo de escenarios bastante variados mientras seguimos el clásico scroll lateral donde algunas pantallas nos impedirá volver hacia atrás según vamos avanzando. Sus controles son fáciles de aprender ya que vamos a tener un botón para poder golpear con nuestros puños, otro para usar accesorios u objetos que hayamos encontrado y otro para saltar. Aunque es bastante probable que maldigáis el juego por la precisión que requiere y por las colisiones contra los enemigos (se habría agradecido pulir más este aspecto).

(En esta versión podemos elegir cual será la comida de Alex como el Onigiri o las Hamburguesas)

Si no habéis jugado nunca a Alex Kidd in Miracle World DX es importante que sepáis que todo lo que nos rodea va a querer matarnos y no nos podemos fiar de nada. Por ello vamos a tener que golpear a todo lo que pillemos, sobre todo paredes y bloques. Hay diferentes tipos de bloque a los cuales tenemos que prestar bastante atención ya que tienen efectos diversos. Por ejemplo, los bloques interrogativos nos sirven para conseguir objetos y los bloques normales nos otorgan monedas (llamadas Baum). Pero… ¡cuidado! algunas veces los bloques con la interrogación pueden invocar a un ser con túnica y guadaña que nos perseguirá hasta que nos maten o pasemos de pantalla si el nivel lo permite. Aunque no será nuestra única forma de morir y es que tenemos también zonas con lava y pinchos (¿a quién no le gustan los pichos?).

Golpeando los bloques no es la única forma de conseguir objetos y es que en ciertos momentos de la aventura podemos entrar en la tienda para comprar objetos. No tenemos a simple vista una descripción ni un nombre que nos indique que hacen estos objetos, así que nos tocará probarlos y comprobar su efecto. Además, no siempre hay en las tiendas los mimos objetos, ya que por lo general van a ir cambiando según lo que nos espere a continuación, como es el caso del uso de la Motocicleta y el Peticopter. Son bastante útiles para avanzar de forma rápida y más segura pero el problema es que no son infinitos y se romperán si luchamos contra un enemigo. Nos habría gustado algún medio para bajarnos del vehículo pero entendemos que no estaba en la versión original. El decir esto es porque se nos llegó a dar el caso de no poder tirar para detrás ni para delante y no podíamos bajarnos del Peticopter (implicando tener que volver a salir el menú y continuar desde el último punto).

¡Jan Ken Pon!

La curva de dificultad de Alex Kidd in Miracle World DX varía un poco pero por lo general podemos decir que es difícil. Los niveles no suelen ser muy largos pero o bien los enemigos o nuestros saltos harán que lo pasemos mal. Por este motivo la duración de este juego, aunque es corta, se alargará en función de como seamos de hábiles. El juego por defecto empieza otorgándole a Alex tres vidas que vamos a poder recuperar encontrando a mini Alex por los niveles así como comprándolas en tienda. Aunque, si se os atraganta el juego, el equipo de Jankenteam, ha añadido varios añadidos para alegrarnos la vida y hacer que todos podamos disfrutar del juego. Es el caso del modo de vidas infinitas y el guardado automático que se activa tras completar cada fase.

Y no es la única novedad que nos trae esta versión deluxe y es que vamos a tener nuevos niveles para alargar un poco más el juego así como dos modos extras que se desbloquean tras completar el modo Aventura. El primero de ellos es el modo Solo Jefes que nos va a permitir enfrentarnos a todos los jefes finales del tirón y el otro es la Modo Clásico en la cual ya no vamos a contar con todos los añadidos mencionados anteriormente.

(También tenemos mini jefes como el toro maligno de la foto de la izquierda)

Lo que más nos ha gustado y lo que sorprenderá a los nuevos jugadores de Alex Kidd in Miracle World DX es el método con el cual vamos a enfrentarnos a los jefes del juego. Para poder derrotar a los secuaces de Janken tendremos que batirnos en un duelo mortal de Piedra, Papel o Tijera (Jan, Ken, Pon) en el que ganará el mejor de 3. Puede parecer que ganar sea cosa de suerte, que en cierto modo lo es, y es que para enfrentarnos al primero de los jefes tenemos que adivinar que es lo que va a sacar, partiendo un poco de lo que hayamos sacado nosotros con anterioridad. Pasado este, luego se simplificará un poco y solo vamos a tener que fijarnos en qué está pensando en sacar el enemigo para contraatacar. Es una experiencia que os recomendamos tener y que nos ha resultado bastante divertida. ¡Pero no os relajéis con los jefes!

Volviendo al pasado

Si echamos un vistazo al clásico de 8 bits y vemos lo que se ha hecho en Alex Kidd in Miracle World DX es innegable ver el gran trabajo que han hecho. El juego original por lo general estaba bastante vacío así que tiene mucho mérito la creación de todo prácticamente desde cero y siempre respetando el original. Con ese estilo pixel art en 2D han conseguido ofrecernos grandes detalles en todo lo que lo que vemos como sus personajes, enemigos y sobre todo en sus escenarios que son muy variados. Es tan bonito el resultado final que viendo como ha quedado todo no nos habría molestado que no hubiera sido pixel art sino al contrario.

Nos ha sorprendido el rendimiento del juego en su versión para Nintendo Switch y es que no ha tenido problemas de rendimiento ni hemos encontrado bajadas de fps. Los problemas que nos hemos encontrado han sido más bien de cómo funciona juego en cuestión que de la versión que hemos jugado. Todos los textos se leen sin mucho problema en el modo portátil e incluso da la impresión de que el personaje se ve mejor definido en este modo (quizás ha sido impresión nuestra).

Si buscáis revivir la experiencia original pero con los nuevos añadidos podéis cambiar al modo clásico en cualquier momento con solo pulsar un botón. ¡Y sin importar en qué momento nos encontremos! Y este cambio no solo ocurre visualmente sino también con la música que nos permite escuchar aquellos tonos tan característicos de Master System. El trabajo que ha hecho José Ramón «Bibiki» García remasterizando la banda sonora del juego ha sido una maravilla y es que además también ha creado canciones nuevas que pasan perfectamente como originales.

Positivo

  • Gran trabajo en este lavado de cara en el apartado gráfico y sonoro
  • Podemos cambiar al juego original en cualquier momento
  • Viene con nuevos añadidos como el modo de juego Solo Jefes y el Modo Clásico

Negativo

  • Se llega a hacer corto al igual que el título original
  • Los controles pueden llegar a desesperar un poco

Resumen

Alex Kidd in Miracle World DX es un buen juego de plataformas que sigue siendo difícil a día de hoy y que tanto los nuevos jugadores como los veteranos van a disfrutar. Acompañar a Alex a lo largo de todos los niveles requerirá que tengáis paciencia aunque con los nuevos añadidos, como las vidas infinitas y el auto guardado hará ese camino hasta el final más placentero. Este título también tiene sus partes malas y es que los controles nos pueden sacar de quicio en alguna ocasión y que no tardaremos mucho en acabarlo. Aunque respecto a su duración dependerá de como queráis jugarlo (con "trucos" o sin ellos) y si queréis sacarle el máximo partido sacando por ejemplo los trofeos en las versiones de PC o PlayStation y Xbox.

8

Notable

X