Análisis – Atelier Arland series Deluxe Pack

Análisis PC PS4 SWITCH
7.5

Notable

La saga Atelier ya va siendo bastante más conocida sobre todo por sus casi constantes «revisiones» o ports de sus juegos. En esta ocasión os vamos a hablar de Atelier Arland series Deluxe Pack que incluye la trilogía de Arland: Atelier Rorona: The Alchemists of Arland DX, Atelier Totori: The Adventurer of Arland DX, y Atelier Meruru: The Apprentice of Arland DX. Aunque aquellos que no quieran toda la trilogía pueden comprar cada uno de los títulos por separado.

La saga, que está disponible para PlayStation 4, PC y Nintendo Switch, incluye todos los DLC que habían salido hasta el momento, que incluyen sobre todo trajes para nuestras protagonistas. Así que ahora es el momento para que os hagáis con ellos si queréis la versión más completa.

Comenzando Arland con Rorona

El primero que tenéis que jugar en esta trilogía es Atelier Rorona: The Alchemists of Arland, es el juego número 11 de la saga Atelier, y llegó a nuestro país en 2009 para PlayStation 3. La protagonista de esta entrega es una joven adorable llamada Rorona que trabaja en un atelier (taller) de alquimia con el fin de pagar la deuda que contrajeron sus padres.

Como es una joven sin suerte, y dado que el juego tiene que comenzar de alguna forma, por orden real deciden cerrar la tienda de su maestra Astrid, y es cuando Rorona se hace cargo de la misma intentando hacer que el atelier se vuelva famoso, ayudando a los ciudadanos con su alquimia, y cumpliendo una serie de requisitos indispensables.

Estos requisitos, que debemos cumplir cada mes, son los que nos van a dar las dos mecánicas principales de este juego. Tenemos que completar requisitos en los que tenemos que fabricar objetos mediante la alquimia, algunos con determinadas condiciones, y también tenemos que explorar los territorios de Arland para conseguir provisiones, así como derrotar a los enemigos.

Volviendo al adorado límite de tiempo

Para los que ya conozcáis esta franquicia sabéis cómo funcionan estos “primeros” juegos de la saga dónde vamos a estar regidos por un límite de tiempo. Nuestras acciones tienen coste de tiempo, por lo que para cumplir los requisitos tenemos que tener cuidado en qué empleamos el tiempo. Por ejemplo, vamos a tener algún objeto que queramos fabricar que nos puede costar 5 días fabricarlo, o vamos a ir hasta un territorio que andando consumirá 3 días. No os preocupéis mucho por el tiempo, esta saga está pensando para ser rejugada, por lo que podéis hacerlo en vuestra segunda, tercera vuelta, o las veces que querías jugarlo (y si no, siempre podéis recurrir a alguna guía para no perderos los eventos).

Si provenís de juegos de la saga bastante recientes vais a notar, o mejor dicho vais a echar en falta, algunos elementos que a mi parecer han sido un acierto añadirlos. Por ejemplo, nos falta que, en el menú rápido, cuando estamos en la ciudad, podamos ver si ocurre algún evento importante. Hay algunos que sí se muestran, pero, habrá otros que solo podamos ver si entramos en el momento oportuno.

Si seguimos buscando defectos respecto a juegos posteriores, llegaremos a su sistema de batalla. En principio es bastante simple, tenemos tres miembros en el equipo, de los cuales, solo Rorona puede usar objetos que hayamos fabricado o comprado. La parte “extraña” es que si queremos llevarnos aliados a la batalla tenemos que contratarlos, y algunos de ellos cuestan un ojo de la cara, como en el caso de Astrid.

Por lo general Atelier Rorona ha sido un buen port, aunque realmente no os va a suponer nada nuevo, si ya teníais al menos la versión mejorada que existía para PlayStation 3 y PlayStation Vita. Además, su rendimiento ha sido muy bueno, aunque esto no sucede en el caso de las otras entregas.

Seguimos con Totori, la alumna de Rorona

Si ya habéis exprimido Atelier Rorona: The Alchemists of Arland, y habéis completado el capítulo donde vamos a poder conocer a Totori y Meruru, entonces podéis dar el salto a Atelier Totori: The Adventurer of Arland. Esta segunda entrega de la trilogía se puede jugar a la perfección, sin haber jugado a su predecesor, pero no es lo recomendable. Vamos a tener ocasiones en los que veamos a personajes de esta primera entrega, así como menciones y apariciones de Rorona, por lo que queda en vuestra mano si ir directos a este o no.

La historia de la joven Totori tiene lugar 5 años después de la primera entrega de la saga Arland. Como ya mencioné, nuestra protagonista es una de las alumnas de Rorona y vive en el pueblo de Alanya junto a su hermana y su padre. Su objetivo, es poder encontrar a su madre, también alquimista, que lleva bastante tiempo desaparecida.

Junto con su amigo de la infancia, y algunos amigos que irá haciendo recorre Arland en busca de pistas sobre el paradero de su madre y para poder cumplir los requisitos para poder renovar el permiso de Aventurera (el cual le permite ir más allá a las zonas cercanas a su pueblo), ¿será capaz de encontrarla?, ¿mejorará como alquimista?, ¿seguirá Rorona siendo igual de patosa que siempre? Es lo que vais a poder descubrir con esta nueva entrega.

Atelier Totori sigue la estela del juego anterior, pero añadiendo cambios como es el caso del sistema de exploración. Ahora tenemos como “enemigos” los LP, unos puntos que irán disminuyendo conforme andemos por el mapa, y si estos llegan a cero tendremos parámetros negativos, como una reducción en el ataque y en la defensa en los combates. Así que tenéis que andar con cuidado y volver al atelier para volver a restaurar estos puntos.

En la recolección vamos a notar que cada vez que vayamos a recoger un objeto se irá reduciendo una barra, que, al llegar a cero, supone una disminución en el tiempo que tenemos disponible. Otro cambio ha sido que ahora no tenemos que contratar a nuestros aliados en el combate, aunque de nuevo solo vamos a poder traer a dos más con nosotros. Dependiendo del personaje que os llevéis veréis determinados eventos con ellos por lo que será bastante probable que no podáis ver todo lo que ofrece este título hasta que no lo rejugéis un par de veces.

Lo que era un punto bueno en Atelier Rorona en este va a ser un aspecto negativo. Se trata de su rendimiento, el cual vamos a notar una bajada de frames en ocasiones, así como unos tiempos de carga algo lentos. Es algo molesto pero que llegas a acostumbrarte y no llega a ser problemático para su terminación. Además, los toques de humor de la historia ayudan a seguir jugándolo. Aunque hay que tener en cuenta que todos estos títulos incluidos en el pack están en inglés, pudiendo solo elegir el idioma de su doblaje entre inglés y japonés.

Cerrando la saga con Meruru, la princesa milennial

La historia de Atelier Meruru transcurre en el reino de Arls, el cual acaba de firmar un tratado para incorporar sus tierras y habitantes al gobierno de Arland (donde ocurren los sucesos de Atelier Rorona y Atelier Totori). A diferencia de Atelier Totori, el cierre de la saga original parece un spin-off con una continuación argumental casi anecdótica. Es más, lo poco que el jugador necesita conocer sobre los dos juegos anteriores se ha incluido dentro del propio juego con conversaciones y animaciones, siendo completamente factible iniciarse a la saga Atelier a través de Atelier Meruru.

Nuestra protagonista, la princesa Merurulince (más conocida como Meruru), se encuentra en una pubertad tardía sin entender qué significa ser la princesa de una monarquía con una fecha de caducidad cercana. Meruru encuentra en la alquimia una vía de escape ante su difícil situación, en la que puede compaginar su vida como princesa y encontrarle sentido a su vida. A través de misiones encargadas por el consejero real, Meruru será capaz de afianzar el tratado con Arland a la vez que se convierte en toda una influencer. Y es que en Atelier Meruru veremos la escena de Game Over si la popularidad de Meruru llega a 0.

A nivel de mecánicas, Atelier Meruru es bastante continuista con los cambios introducidos en Atelier Totori pero que se ha conseguido integrar mejor en el contexto del juego. Los objetivos de alquimia y aventura, que en Atelier Totori se convertían en unos insulsos puntos que no aportaban nada, se traducirán en poder tomar decisiones sobre la construcción de edificios (aportando varios beneficios en alquimia y combate) que afectarán al crecimiento del reino y a la popularidad de su princesa.

A diferencia de Atelier Rorona y Atelier Totori, esta entrega es más amable en cuanto a las condiciones de los objetos fabricar para las misiones (por ejemplo, sacrificando calidad y cualidades de los objetos a favor de una mayor cantidad de ellos) a la vez que recomienda el nivel de combate con el que debes enfrentarte a los mini jefes. Aun así, ya te adelanto que es imposible obtener el final perfecto en tu primera partida. Y es que el juego introduce pequeños cambios en la historia y personajes adicionales en el modo New Game+. No aporta gran cosa, pero se agradece que aporte algo adicional a todos los jugadores que necesitan hacer uso de esta modalidad para acabar el juego.

El mayor punto fuerte de Atelier Meruru es el desarrollo como personaje de su protagonista, en el que muchos milennials pueden verse reflejados y apreciar una evolución parecida a la suya. De adolescente sobreprotegida y desmotivada por un futuro incierto y volátil, a una persona adulta capaz de tomar decisiones y de experimentar para poder encontrar su propio camino. Desafortunadamente, el resto de los personajes no han recibido el mismo trato por parte de los guionistas y seguramente acabarás el juego sin acordarte ni de su nombre.

Positivo

  • Es una buena oportunidad para jugar o rejugar la trilogía de Arland.
  • Contiene todo el contenido que ya había sido lanzado previamente.
  • Hay mucho que hacer en cada título y ofrece rejugabilidad para poder verlo todo.

Negativo

  • Comparado con lo juegos de la saga más últimos este no ha envejecido muy bien.
  • Se podría haber hecho un mejor port de estas entregas para tener un mejor rendimiento así como añadir algo más extra
7.5

Notable