Análisis – Baobabs Mausoleum Ep.1: Ovnifagos Don’t Eat Flamingos

Análisis PC SWITCH

¿Qué pasa cuando el protagonista de un juego es una berenjena vampírica? Pues que tenemos como resultado Baobabs Mausoleum Ep.1: Ovnifagos Don’t Eat Flamingos. Es el primer episodio de un total de 3 y está disponible desde hace unas semanas en Nintendo Switch (la versión de la cual vamos a hablaros) aunque también en otras plataformas como Steam. En esta última incluso ya podéis disfrutar de su segundo episodio.

Es un título bastante peculiar y aunque se clasifique como un juego de aventuras también vamos a poder experimentar otros géneros como el RPG con combates por turnos, FPS, plataformas e incluso tener que realizar acciones como en el típico Point & Click.

Cada 25 años

Cada 25 años es cuando aparece en Albatross Road el pueblo de Flamingo’s Creek, un vecindario bastante peculiar y cuyos habitantes son los que podrían estar en nuestra pesadillas.

El protagonista de esta historia es un agente del FBI llamado Watracio Walpurgis, y tras tener un accidente de coche, tendrá que deambular por este barrio. Si os cuento todo lo que le ocurre perdería la gracia por lo que queda en vuestra mano conocer a sus extraños residentes, resolver puzles y ¿escapar vivos?

Es una historia bastante extraña y que no sabes en ningún momento por donde va a tirar, vamos a visitar desde un bar, con clientela extraña, hasta un cine donde van a intentar matarnos. Aunque a pesar de esto, me ha dejado con curiosidad. No tiene una duración muy elevada y es que, si sabes lo qué hay que hacer, como mínimo en una hora lo vamos a tener completo. Puede dejaros con ganas de saber cómo continua y es que dejan algunos misterios abiertos de cara a su segundo episodio. Además, vamos a poder entenderlo todo ya que se encuentra en español así como también podemos elegir entre inglés, alemán o francés.

Generando variedad

Algo que es innegable en este título es su variedad y es que, a lo largo de los diez capítulos, de los cuales se compone este episodio, vamos a hacer de todo. Quizás se podría decir que su mecánica principal es hablar con la gente para ver qué nos pide y resolver los «puzles» que nos planteen.

En general los minijuegos que tenemos que resolver se desarrollan adecuadamente pero, en el capítulo que tenemos que controlar al personaje en primera persona es donde, a mi parecer, más flaquea el juego. Los controles son un poco incómodos cuando tenemos que saltar y mover al personaje.

Para incentivar la exploración tenemos unas monedas como coleccionable, así como los 12 logros que se completarán si hacemos determinadas acciones o si recogemos todas las monedas por ejemplo. Si nos hemos dejado algún trofeo al acabar el juego podemos volver a rejugar para conseguirlo, pero no son difícil de conseguir. De hecho no hay dificultad en el juego salvo nuestra habilidad.

Marcando su propio estilo

Ya sea para bien o para mal Baobabs Mausoleum Ep.1: Ovnifagos Don’t Eat Flamingos llama su atención por su apartado gráfico. Además para hacerlo más llamativo aún, podemos incluso ponerle un filtro de VHS que lo va ambientar todo mucho mejor.

2D, 3D, vista en primera persona, scroll lateral… Pues de todo un poco es lo que ha hecho su desarrollador, Celery Emblem, en este juego. Es un título que va bastante fluido y se juega cómodamente con los Joy-Cons y con bastante variedad en sus escenarios y personajes. Y aunque mezclarlo todo no siempre puede funcionar y acaba siendo una mala formula, no ha sido el caso para este título. En su apartado sonoro se ha hecho un buen trabajo tanto por sus efectos de sonido como por su banda sonora. Creo que las melodías pegan realmente con lo que el juego quiere reflejar.