Análisis – Bubble Bobble 4 Friends: The Baron is Back!

Análisis
6.5

Bueno

Hoy queremos contaros nuestras experiencias con Bubble Bobble 4 Friends: The Baron is Back!, uno de esos juegos que nos hace sentir mayores y jóvenes al mismo tiempo. Y es que Taito ha querido volver a hacernos revivir la experiencia de Bub y Bob tanto en Nintendo Switch como en PlayStation 4.

Si pensamos en todos los juegos que han salido de la saga posiblemente os venga a la cabeza Bust-a-Move. Aquel juego destruye familias y amistades en el que teníamos que destruir bolitas de colores. Pero no todo se queda ahí y es que el origen de la saga se remonta a 1986, cuando Taito desarrolló el plataformas Bubble Bobble para las máquinas recreativas.

¡Ten cuidado mientras duermes!

Mientras duermes no sabes lo que puede estar ocurriendo a tu alrededor y las aventuras que se pueden vivir en una noche. Es lo que les ocurre a los protagonistas de esta historia, dos peluches (Bub y el mago Bonner) que dormían plácidamente en el cuarto de un niño. De repente algo extraño ocurre en la habitación y dos burbujas les acaban otorgando la vida y llevándolos a pelearse entre ambos. ¡Únete a Bub en su misión para derrotar al mago y devolver la tranquilidad!

Todo esto que os he contado parece bastante interesante, pero es lo único que vamos a ver historia junto a una breve cinemática al final sobre la historia del mismo. Este título no necesita historia y esas cinemáticas acaban siendo una buena presentación para iniciar el juego. Sobre todo, si pensamos que el público objetivo de este juego va tanto aquellos fans de la saga que quieren revivir la experiencia como los más jóvenes de la casa acompañados de sus familiares o amigos.

Más de 100 niveles para completar

Bubble Bobble 4 Friends: The Baron is Back! es la versión ampliada de la versión de Nintendo Switch por lo que vamos a tener el doble de niveles y nuevos modos de juego. Lo que no cambia es que sigue siendo un juego de plataformas de acción en vista lateral cuyo objetivo es ir acabando con todos los enemigos que hay en cada fase disparando nuestras burbujas.

En el camino para acabar con ellos tenemos que pasar por niveles de lo más variados en los que habrá que hacer uso de lo que nos va enseñando el juego. Por ejemplo, crear burbujas para poder alcanzar las zonas altas o evitar zonas con pichos, o aprovechar las burbujas especiales para conseguir derrotar más enemigos y obtener una puntuación más alta.

Una novedad, respecto al original de 1987, es que cuando completamos los diferentes mundos nos otorgan habilidades para nuestros personajes. Estas habilidades nos permiten disparar burbujas más lejos, tener burbujas explosivas o poder movernos entre corrientes de aire (hay cinco poderes diferentes). La parte mala es que solo se puede elegir una mejora al comienzo de cada mundo, por lo que debemos elegir con cuidado, ya que también tendrán un uso limitado.

Si queremos mejorar estos “poderes” extras entonces requerirá de habilidad y rapidez. En cada mundo podemos recoger la palabra EXTEND pero, las letras están esparcidas por las fases por lo que deberemos estar atentos y cogerlas antes de que desaparezcan. Si acabamos el mundo con todas las letras podemos mejorar el poder. Si solo queréis pasaros el juego entonces conseguirlas realmente no merece la pena, pero si queréis sacar todos los trofeos del juego entonces ya sabéis qué tenéis que hacer.

Completar el modo principal no nos llevará mucho tiempo y es que solo tiene 5 mundos con 10 fases cada uno. Las nueve primeras van a ser simplemente acabar con todos los enemigos para poder ir avanzando y la última es un jefe.  Es bastante posible que acabéis con los jefes a la primera y es que una vez averigüéis el patrón que tiene, saber sacarle provecho no tiene mucho trabajo. Pero no os confiéis porque ahí no acaba todo y es que después de ver los créditos, se nos desbloquea una versión más difícil de esas fases.

La progresión de la dificultad la verdad es que está bastante bien. Al principio el juego os puede parecer bastante sencillo y por lo general no es muy complicado de superar, pero conforme vamos avanzando por los mundos veremos cómo se complica la cosa. No será tan fácil conseguir las 3 estrellas de cada mundo y es que algunos niveles están diseñados con maldad (sobre todo si jugar en solitario en el modo difícil). Hubo varios niveles que se nos atragantaron en especial contra uno de los jefes que no paraba de sacar enemigos. ¡Tened mucha paciencia!

Es importante tener cuidado de no estar demasiado en un nivel ya que si esto ocurre el Baron von Blubba hará acto de presencia y no hay nada que hacer. Este bicho es todo poderoso por lo que vais a perder una vida en cuanto os toque. La parte buena es que, aunque morir no significa el fin del juego “solo” perder vuestros puntos. Además, si se nos da muy mal y no paráis de morir, al repetir el nivel se os ofrece la posibilidad de activar el modo invencible. Os recomendaríamos que no uséis esta opción ya que le hace perder la gracia complemente al juego.

Cuantos más seamos mejor

Aunque el juego se puede jugar perfectamente en solitario como gana más es jugando al modo multijugador cooperativo local. Se permiten hasta cuatro jugadores (cada uno con un mando) pudiendo elegir entre los personajes a los ya conocidos, Bub y Bob, y también a dos nuevas protagonistas Pab y Peb. Dado que se disfruta más así se ha echado en falta poder jugar online ya sea con nuestros amigos de la consola como con gente aleatoria.

A pesar de tener más jugadores hay que tener cuidado con las vidas y es que serán comunes para todos. Así que se vienen posibles rencillas hacia el jugador que pierda más vida y por tanto os haga obtener una peor puntuación tanto al acabar las fases como en puntuación final. La puntuación se consigue recogiendo las frutas que sueltan los enemigos. Conseguiremos más puntuación cuanto mejor lo hagamos en el nivel como hacer muertes encadenadas, no perder todas las vidas o reunir todas las letras. Cuando acabemos el mundo nuestra puntuación será incluida en una tabla de clasificación online que nos permite compararla con el resto del mundo. En nuestro caso estuvimos en las primeras posiciones del ranking, pero nos duró muy poquito esa satisfacción.

Recuperando el clásico arcade

Si todavía os habéis quedado con ganas de más después de pasaros el modo principal entonces echadle un vistazo al arcade original en el cual podemos completar 100 niveles en las dos dificultades. Personalmente hemos encontrado más complicado este modo que el otro ya que, aunque es una muy buena emulación, los controles pueden jugar malas pasadas. Por ejemplo, no podemos controlar la dirección del salto de nuestro personaje una vez que está en el aire. Es algo, que puede parecer una tontería, pero que después de haber pasado bastantes horas en el modo principal acabas echando en falta. Si os cuesta mucho completarlos en solitario lo mejor es que pidáis ayuda a otra persona, aunque hay que tener en cuenta que mientras estemos en el arcade el modo multijugador se limitará a dos personas.

Por ponerle alguna pega a este modo habría estado bien que tuviera una mejora en su jugabilidad así como añadirle más opciones de personalización como cambiar los marcos laterales o más opciones de visualización. Lo único que nos permite el juego es ampliar el zoom de la pantalla de juego o añadir las típicas líneas como si estuviéramos jugando en un televisor de tubo. Como tampoco tiene mucha variedad en la banda sonora al final acabarás tarareando su melodía y posteriormente odiándola por ser repetitiva. De hecho en este modo hemos detectado un “pequeño bug” en el que si pulsamos para añadir más créditos varias veces veréis como el sonido va con un pequeño retraso.

Resumen

Bubble Bobble 4 Friends: The Baron is Back! es un plataformas en vista lateral bastante divertido que podemos jugar solos o con compañía. Aunque pueda parecer muy simple a primera vista os acaba picando sobre todo gracias a su modo multijugador cooperativo. Le añade más diversión al mismo por lo que es una pena que Taito no haya querido hacerlo online ya que hoy en día es lo más fácil.

Su duración dependerá de nuestra habilidad en superar las fases, pero también en su rejugabilidad. Si quieres sacar el 100% del juego y ser el mejor en la clasificación te esperan bastante horas. Además, al ser una versión mejorada de la versión que se pudo disfrutar en Nintendo Switch, nos incluye más contenido. Es importante que sepáis que si ya teníais la versión anterior podéis actualizarlo de forma gratuita por lo que no tenéis porque comprar esta versión.

6.5

Bueno

X