Análisis – Corpse Party (2021)

Análisis

Xseed Games y Marvelous nos ha traído en esta semana y mes tan especial, Corpse Party (2021). No es una nueva entrega de la saga, pero sí que es una versión actualizada y expandida del clásico que salió en 1996 para NEC PC-9801. Aunque no parte exactamente de esta versión y es que Corpse Party ha recibido varios ports para diferentes plataformas en las que siempre recibía alguna mejora. En esta ocasión, además de añadir nuevo contenido, presenta gráficos mejorados y mejoras en su jugabilidad. Lo que no ha cambiado todavía es el idioma en el que nos llega el juego. Vuelve a estar solo en inglés y aunque no es muy complicado de entender será indispensable para poder resolver los puzles que nos encontremos.

Los rituales no son buena idea

Nuestra historia tiene lugar en Japón y se sitúa en torno a un grupo de estudiantes que se han reunido en su instituto, Kisaragi Academy, por la noche. Se habían reunido para contar algunas historias de fantasmas y nada más, pero una de las chicas propone llevar a cabo un ritual de la amistad. Todo podría haberse quedado ahí, pero de repente ocurre un terremoto y cuando despiertan todo el grupo se ha separado. El instituto también parece diferente, las mesas son más pequeñas y todo parece muy antiguo.

El ritual que han llevado a cabo en realidad era un encantamiento que los lleva hasta una realidad alternativa que los hace estar en la escuela de primaria Heavenly Host. Hace 30 años en esa escuela ocurrieron una serie de incidentes en los que cuatro estudiantes fueron secuestrados y asesinados. Por este motivo aun vagan los espíritus vengativos de esos estudiantes que murieron y que quieren atormentar y matar a los personajes que ahí se encuentran. Debemos encontrar una salida, así como ir descubriendo que es lo que pasó. ¿Conseguirán salir todos vivos?

A lo largo de unas 10 horas, dependiendo de cuanto os paréis a leer todo u os atranquéis con un puzle, podéis descubrir la historia de Corpse Party. Estas horas se pueden ver incrementadas si completáis las 16 historias adicionales que nos van a permitir conocer mejor a algunos de los personajes involucrados. No os contamos quienes son para que podáis descubrirlo. La historia se estructura por capítulos, lo que creemos que es una buena manera para no agobiar y también para poder volver a revisitar. Si ya teníais una versión de este juego en principio no llega a merecer mucho la pena salvo que queráis tener la versión más completa y con más contenido.

Los pasillos de Heavenly Host

Corpse Party (2021) es un juego de aventuras, y por si aun tenías dudas tras leer su sinopsis, también es de terror. Dado que el juego se desarrolla en capítulos es la excusa perfecta para ir otorgándonos el control de uno de los nueve personajes. Una vez tenemos el control, lo hacemos en tercera persona mientras recorremos pasillos y habitaciones poco seguras (y con algún fantasma que otro). No todas las habitaciones o caminos van a estar desbloqueados desde el inicio y es por ello que tenéis que abrir bien los ojos y memorizar los caminos por los que habéis pasado. Buscad pistas y objetos que os puedan servir pero tened cuidado con lo tocáis o leéis, pues puede desencadenar algún suceso inesperado.

La dificultad de este juego no radica por lo general en la resolución de los puzles pero si en dejarnos claro cual es el siguiente movimiento para avanzar en la historia. Así que no es raro que os perdáis y tengáis que volver sobre vuestros pasos para ver si ha cambiado algo. Se podría decir que quizás abusa un poco de tener que estar a base de ensayo y error para poder avanzar. Hay que reconocer que es un poco desesperante pero en parte es la gracia del juego. Y si ya es complicado avanzar por los motivos anteriores pues añadid el que os persiga un espíritu que quiere mataros. Desde luego no es la mejor forma de razonar y saber a donde podemos ir o qué objeto usar para salvarnos. Y si os puede la presión de la persecución entonces decidle adiós a vuestro personaje.

Al contrario que otros juegos de terror, aquí la muerte no es tan fatídica. ¿Fastidia? Por supuesto, pero al final va a ser algo con lo que lidiéis y os acostumbréis. Además, es una de las formas en la que vais a conseguir algunos de los finales que tienen los capítulos. Cada capítulo tiene varios finales que se consiguen o bien por hacer lo que el juego quiere (que sería el final bueno) o bien por ir tomando malas decisiones que acaben provocando la muerte de vuestros personajes (lo que el juego llama Wrong Ending). Cargar la partida no siempre es la mejor opción así que es posible que tengáis que repetir el capítulo, sobre todo si queremos conseguir el final correcto. Para ello el botón de «skip» se va a convertir en vuestro nuevo mejor amigo.

Si lo habéis pulsado sin querer tampoco os preocupéis ya que en cualquier momento podemos ver el log de lo que ha ocurrido e incluso volver a reproducir el audio de dicho texto. Además, podemos consultar también la información de los cadáveres que hemos encontrado e incluso también podemos darle un repaso a los que finales hemos descubierto y nos faltan por descubrir.

Lavado de cara desde el 96

Desde la salida de Corpse Party en 1996 el lavado de cara que ha ido consiguiendo el juego gracias a los ports siempre ha sido para mejor. Por ello se puede apreciar que parte de los nuevos cambios del juego parece que se basan en una de las últimas versiones que teníamos disponible, la de Nintendo 3DS. De hecho, el pixel art de los personajes no se aprecia si ha sufrido cambio alguno. Donde si se nota más el cambio es en la interfaz y la tipografía elegida para los diálogos. Y da igual el tiempo que pase por el juego, la atmósfera a la que nos traslada gracias a su historia y el audio sigue siendo una buena combinación para causarnos tensión y miedo.

Si nos vamos a nivel jugable, aunque se han mejorado aspectos y se ha adaptado el control, se siente todavía un poco tosco. Una vez te acostumbras ya no hay problema pero al principio nos ha dado la sensación de que el personaje no responde del todo bien a nuestras acciones. También lo hemos notado probando a jugar tanto con el joystick y con la cruceta y se siente mucho más cómodo jugar con esta última.

La banda sonora del juego casa a la perfección con Corpse Party (2021) y consigue tenernos en tensión. Sobre todo, cuando estás “feliz” escuchando música y de repente todo se para y solo se escuchan nuestras pisadas y los efectos sonoros de ambiente. Sabes que algo bueno no va a pasar… Es totalmente recomendable, si queréis una completa inmersión en el juego, jugar de noche o con poca luz y a eso hay que añadirle jugar con auriculares. Y ya tenéis el truco perfecto para no dormir por la noche. De nada.

Resumen

Corpse Party (2021) vuelve este Halloween de 2021 para volver a hacernos sufrir por la escuela Heavenly Host. Viene con nuevo contenido para la historia y gráficos mejorados así que es una buena oportunidad para nuevos jugadores que no conozcan la saga. Si ya teníais el juego en principio no os va a merecer la pena salvo que queráis disfrutar otra vez del juego base para ver el nuevo contenido. Además, la entrega vuelve a llegarnos solo en inglés, por lo que puede ser un gran impedimento pues es indispensable para poder avanzar y resolver los puzles que nos aguardan. Lo que si está claro es que os esperan seguro más de 10 horas de juego y algún que otro susto.
8

Notable

X