Análisis – Crash Bandicoot 4: It’s About Time

Análisis PS4 XBOX ONE XBOX SERIES X
8.5

Notable

Hoy queremos hablaros del cuarto título oficial de la saga Crash Bandicoot llamado Crash Bandicoot 4: It’s About Time desarrollado por Toys for Bob para PlayStation 4 y Xbox One y distribuido por Activision. Esta entrega vuelve a estar protagonizada por el extraño marsupial naranja desarrollado originalmente por Naughty Dog. Siendo esta compañía la encargada de realizar los tres títulos principales de la saga: Crash Bandicoot, Crash Bandicoot 2: Cortex Strikes Back y Crash Bandicoot 3: Warped.

Si volvemos atrás en el tiempo hasta el año 1996 la mayoría de vosotros seguro que recordaréis muchos de los títulos que se podían jugar en PlayStation. Títulos que nos ofrecían decenas de horas y que por lo general se caracterizaban por ser complicados, pero que a base de perseverancia (y de no tener más juegos) acabamos superando la mayoría de sus fases.

Continuando la historia

Todo comenzó cuando el científico (y ya comprobaremos que está bastante loco) hace experimentos para encontrar o crear la criatura capaz de dirigir su ejercito de animales mutantes. Pero todo este plan no sale bien y es que Crash se revela contra Neo Cortex con el fin de rescatar a su novia Tawna.

Tras acabar con el científico tanto nuestro protagonista como su hermana Coco tendrán un nuevo objetivo en las dos siguientes entregas, acabar con el plan de Neo Cortex y salvar el mundo. Y esto es lo que vamos a tener que hacer una vez más en esta cuarta entrega. Al comienzo de la misma veremos que el mundo vuelve a estar en paz pero que todo se ve frustrado de nuevo debido a que Cortex ha vuelto así como N.Tropy y la máscara Uka Uka (aunque de esta nos olvidaremos muy pronto). Las dimensiones se han alterado y Crash y su hermana tendrán que viajar entre estos universos para reunir las máscaras cuánticas, derrotar a nuestros conocidos villanos y volver a restaurar la paz en el universo.

Para los que ya conozcáis la saga la historia no es algo muy importante en Crash Bandicoot ya que la mayor parte del tiempo la pasaremos intentando sobrevivir a las diferentes fases. Volvemos a tener un juego completamente doblado al español dónde en lugar de volver a reunir las voces originales encontramos nuevas voces. No están mal, pero se echa de menos sobre todo la voz tan característica de Cortex. La historia en si es bastante disfrutable, aunque si la comparamos con los títulos anteriores si que destacaría que quizás tiene un humor un poco más absurdo.

Manteniendo opciones y agregando novedades

Como mencionábamos al inicio, Crash Bandicoot 4: It’s About Time es un plataformas, y como tal vamos a tener los controles clásicos como poder saltar o golpear así como aquellas particularidades de la saga. Entre ellas vuelve a estar el poder hacer dash, el doble salto, caer de boca sobre cajas metálicas o nuestra querida Aku Aku, que nos salvará en más de una ocasión.

En la tercera entrega de la saga pudimos ver que Crash iba mejorado a raíz que íbamos completando los diferentes mundos. Por ejemplo, podíamos llegar a obtener el doble salto o la característica bazuca de manzanas (la cual he echado aquí). En esta entrega ahora vamos a tener las máscaras cuánticas que nos van a otorgar una serie de atributos que hará que los niveles sean bastante interesantes. Aunque, a diferencia del título anterior dónde los poderes eran permanentes y en cualquier fase, las máscaras solo vamos a poder usarlas en ciertas fases diseñadas para ellas.

Tenemos un total de cuatro máscaras donde cada una dotará a nuestros protagonistas de una habilidad que se activará o desactivará haciendo uso del botón R2. Bastante sencillo hasta ahí pero que requerirá de habilidad en bastantes ocasiones. Lani-Loni hará que ciertos objetos se materialicen o desmaterialicen. Akano rodeará a Crash/Coco de materia oscura que hará que el torbellino del mismo le permita llegar hasta sitios que de otra forma no lo haría. Kupuna Wa ralentizará el tiempo y la última, Ika Ika, nos permitirá invertir la gravedad.

El uso de estas máscaras en Crash Bandicoot 4: It’s About Time al principio será bastante sencillo y es en los últimos niveles dónde la cosa se complicará bastante. Y es que en lo que respecta a la dificultad este título es bastante complicado sobre todo si queremos conseguir el 100% del juego dónde requerirá mucho ensayo y error. Es debido a esta dificultad que el juego trata de llegar al mayor público posible añadiendo dos estilos de juego.

En el primero llamado modo “moderno” tenemos vidas infinitas y siempre que morimos vamos a aparecer en el último punto de control que hayamos desbloqueado. El segundo llamado modo “retro” sería jugar como en la entrega original. Tenemos una serie de vidas que van aumentando a raíz de conseguir las frutas y las cajas con las caras de Crash. Cuando esta llega a 0 será Game Over y tendremos que volver a empezar desde el último nivel que hayamos desbloqueado.

Al principio pensé que este modo de juego moderno era algo innecesario y que lo mejor era jugar al estilo clásico, pero a medida que el juego fue avanzando fui cambiando de opinión. Ha habido niveles, en los últimos compases del juego, en los que hemos llegado a morir hasta 44 veces por lo que he acabado viendo el modo moderno con otros ojos. Y no solo hay este añadido para hacernos la vida un poco más fácil y es que ahora podemos activar o desactivar una ayuda visual que nos permitirá saber dónde va a caer nuestro personaje.

Añadiendo nuevos modos de juego

El título principalmente está dividido por dimensiones en las cuales podemos encontrar diferentes niveles (unos 43 niveles) y cada uno está centrado en una época por lo que vamos a tener bastante variedad. Las diferencias radican en que los niveles son más largos y que no vamos a tener algunos niveles característicos como los acuáticos, los del tigre con Coco o incluso las carreras de motos que podíamos ver en Crash Bandicoot 3. Ahora podríamos decir que el juego es un poco más exigente y es que llegar a conseguir todo lo que ofrece un nivel puede llegar a ser bastante complicado.

Los cristales ya no son necesarios en esta entrega, pero en cada nivel podemos conseguir 6 gemas y para poder conseguirlas hay que cumplir lo siguiente: las tres primeras serán a base de conseguir manzanas, la cuarta será por romper todas las cajas, la quinta por morir menos de tres veces y la última estará oculta en el nivel. ¿Y por qué es importante obtenerlas?

Tenemos dos motivos uno de ellos es poder conseguir un nuevo aspecto para Crash o Coco y el segundo no os lo cuento para no haceros spoilers aunque os lo podéis imaginar. Y por si las echabais de menos volvemos a tener las reliquias que se obtienen gracias al modo contrarreloj. Pero no solo eso y es que en ciertos niveles tendremos más cosas por conseguir como las gemas de colores o las cintas de salto al pasado. Estas cintas es el añadido más interesante de esta entrega. Tenemos un total de 21 repartidas por los niveles y para conseguirlas tenemos que llegar hasta ellas sin morir.

Además de estos niveles también tenemos el modo N.Version que nos permite hacer una versión alternativa de los niveles. Es bastante curioso este modo y es que no siempre es el mismo habrá algunos que son estilo cómic y cuando golpeemos a los enemigos aparece una onomatopeya, habrá otros donde todo está oscuro y tenemos que girar para poder intuir dónde están los elementos u otros donde todo está en blanco y negro y al girar le daremos color al nivel. Desde luego se nota que Toys for Bob ha querido arriesgar en ciertos aspectos y dotar de más originalidad el juego.

Si queréis jugar con amigos el juego también nos ofrece un modo multijugador local para hasta cuatro jugadores. Se podría decir que uno de ellos es cooperativo y el otro es competitivo. El primero de ellos se llamado pasa y juega y nos permite pasarle el mando al otro jugador cuando se cumplan las condiciones que hayamos establecidos (al morir, al llegar a un punto de control o ambos).

Esto es algo que, seguro que muchos de vosotros hacíais de pequeños con vuestros amigos o hermanos, así que se agradece que hayan metido este guiño. El otro modo nos permite competir para ver quien es el jugador que ha conseguido pasarse el nivel en el menor tiempo posible. Es una pena que el multijugador solo haya sido en local ya que habría estado bastante bien poder competir incluso contra desconocidos.

Cambiando de personajes

Otra diferencia respecto a entregas anteriores es que podemos cambiar entre Crash y Coco en cualquier momento (siempre desde el menú de selección de nivel). No hay niveles especiales en función a cuál de los dos sea y sus movimientos prácticamente van a ser los mismos. Lo que varía entre ellos dos son sus animaciones y un claro ejemplo sería cuando tenemos que hacer la plancha sobre las cajas. En el caso de Crash caerá como siempre de boca y con Coco en cambio veremos como las rompe al caer de culo.

(si pulsamos el panel táctil del mando podemos entrar a un listado con todos los niveles para ver toda su información y movernos más rápido)

Pero esto no es lo único diferente en este título y es que ahora tenemos 3 personajes más que podemos controlar en ciertos niveles. Se trata de Tawna, Dingodile y Neo Cortex. Estos personajes no pueden hacer uso de las máscaras, pero a cambio cada uno tendrá sus particularidades. En el caso de Tawna veremos que es un personaje muy ágil y que sus movimientos serían comparables con los de nuestros protagonistas.

Ella es capaz de acceder a zonas lejas o romper cajas que de otra forma no llegaríamos gracias a su gancho. En el caso de Dingodile, que es el que más nos ha gustado a nosotros, posee una pistola de aire capaz de absorber enemigos o cajas. Se podría decir que sus niveles son los más fáciles de completar al 100% ya que incluso puede absorber cajas de TNT y lanzarlas a otros lugares o incluso a los enemigos.

El último sería Neo Cortex que posee una pistola que lanza rayos. Su uso es bastante curioso ya que la pistola tiene dos opciones la de convertir a los enemigos en plataformas fijas o en plataformas gelatinosas que le permitirán acceder a zonas lejas. Aunque no siempre vamos a tener enemigos cerca por lo que a veces su dash será imprescindible también. De los tres es el que menos nos ha gustado ya que tiene algunos niveles que pueden sacar de las casillas a más de uno.

Nuevo estilo visual

En esta nueva han optado por darle una nueva apariencia un poco más cartoon tanto a los personajes como a los escenarios. Esto ha originado opiniones dispares, sobre todo si lo comparamos con la trilogía tanto la original como la remasterizada. Si tuviéramos que ponerle una pega probablemente sería a los escenarios escogidos que ha habido algunas temáticas que no nos han terminado de gustar, pero esto es algo solo personal. A nivel de detalle diríamos que está muy completos quizás incluso llega a despistar y hacernos pasar alguna caja.

Algo también característico en la saga son las animaciones diferentes de las muertes de Crash/Coco dónde en este me ha dado la impresión de que no ha habido tanta variedad. Respecto al rendimiento la queja principal estaría en los tiempos de carga. Nosotros hemos tenido la oportunidad de jugarlo en una PlayStation 4 normal y llegan a cansar un poco los tiempos de carga entre nivel y nivel. Pasado esto luego no hemos encontrado ningún problema de bajada de frames salvo una plataforma que tenía que descendernos a otro nivel y se quedó bugueada.

Por último, nos gustaría mencionar su banda sonora que cuenta con melodías nuevas, así como reinterpretaciones de algunos de sus clásicos. No hemos llegado a encontrar alguna que destaque y se echa en falta aquellos temas pegadizos que podíamos tener en la trilogía. A día de hoy todavía somos capaces de tararear canciones como Hog Wild de Crash Bandicoot 1 y o la canción Medieval de Crash Bandicoot 3: Warped.

Resumen

Si echabais de menos a Crash entonces definitivamente tenéis que echarle un vistazo a Crash Bandicoot 4: It’s About Time. A pesar de su precio, podríamos decir elevado, es un título que nos ha gustado bastante y acaba mereciendo la pena. Podéis echarle bastantes horas y poder sacarle todo el juego al juego hará que se dupliquen perfectamente. Su nivel de dificultad es cierto que podríamos decir que más elevado que en otros, pero supone una gran satisfacción superar los niveles. Se ha notado que Toys for Bob ha hecho un buen trabajo y se ha dedicado también a estudiar la saga para traernos el mejor resultado posible. Por lo que queda esperar que la compañía tome nota de lo que opina el público para que el próximo título de Crash Bandicoot llegue a ser mucho mejor.

8.5

Notable

X