Análisis – Crush your enemies!

Análisis
5.5

Suficiente

Vile Monarch es el estudio polaco que esta detrás de Crush your enemies! un juego de estrategia en el que tomamos el control de unos bárbaros cuya pasión es saquear, empalar y beber cerveza. Su primera aparición fue en 2016 en PC, iOS y en Android y ahora dos años después llega a Nintendo Switch aunque no trae novedades respecto a versiones anteriores salvo adaptar su jugabilidad a las características de Nintendo Switch.

Mata y saquea en tiempo real

Crush your enemies! nos ofrece diferentes modos de juego con los que vamos a terminar saqueando todas las aldeas que podamos. Su modo principal se llama Conquer! y es el que nos va a ofrecer las mayores horas de juego. Comenzaremos con Brog the Barbarian a lo largo de 72 niveles que una vez desbloqueados nos irá dando acceso a diferentes personajes con los que hacer conquistas como Fuzgut The Destroyer, Muk the Womanizer y Prissy The Brute.

Nuestro objetivo principal es acabar con todos los enemigos que nos encontramos. Cada fase tiene una serie de objetivos por cumplir que suelen ser terminar antes de un tiempo determinado, tener una cantidad de tropas o conquistar todos los edificios. Conseguir todos los objetivos no supone ninguna recompensa salvo la satisfacción personal o como objetivo interno de pasarse el juego lo más completamente posible.

(El juego está traducido a varios idiomas pero lamentablemente el español no es uno de ellos)

El terreno de batalla se divide en cuadrados cada uno con un color: las casillas de color blanco son aquellas que aún no han sido conquistadas, las de color verde pertenecen al enemigo y las de color naranja son las nuestras. Para poder acabar con los enemigos tenemos que ir conquistando dichas casillas ya que nuestras tropas solo pueden moverse por aquellas que lo sean.

Cada nivel por lo general es diferente por lo que antes de comenzarlo es conveniente ver los edificios disponibles cuantas tropas enemigas hay y sobre todo qué estrategia vamos a seguir para tener más tropas con el enemigo, resistir sus ataques y por lo tanto conseguir la victoria. Existen varios tipos de edificios como la cabaña que hará que se dupliquen el nivel de unidades, las torretas que harán que podamos disparar a distancia a los enemigos o las armerías que harán que nuestras unidades sean más fuertes.

Por lo general siempre vamos a empezar con una horda de bárbaros con un número determinado de guerreros que podemos dividir en la cantidad que queremos. Por ejemplo, si en una fase tenemos cerca una cabaña y una torreta podemos dividir las tropas para que cada una conquiste y ocupe el edificio correspondiente. Si el edificio es de color rojo significa que es un edificio amistoso y si es de color azul que pertenece al enemigo.

Hasta ahora todo tiene una mecánica sencilla, dirigir tus tropas, conquistar edificios y aniquilar enemigos. Conforme se avanza el juego veremos que se van añadiendo nuevas funcionalidades como utilizar “poderes” a cambio de cerveza o edificio que permitirán que tengamos tropas diferentes.

Uno de los principales problemas de esta entrega es que tiene una dificultad un tanto desbalanceada. Por ejemplo, en ocasiones nos encontramos con niveles en los que vamos a comenzar con mucha desventaja, el enemigo va a comenzar con muchos más guerreros y edificios especiales que harán que poder remontar nos lleve más de un intento (si es que no desistimos antes).

Por otro lado, y algo normal en juegos de este tipo, al principio sus fases nos van a parecer novedosas. Se completan rápidamente y por lo general no nos va a costar avanzar ni cumplir sus objetivos salvo quizás algún reintento que otro pero a la larga se acaba volviendo todo repetitivo.

Además del modo principal, Crush your enemies! también tiene un modo multijugador tanto en línea llamado Barbaric Duel como en local llamado Party. En nuestro caso solo hemos podido probar el modo local, el cual funciona bastante bien, y hará que nos piquemos bastante con nuestros amigos. En este modo tenemos diferentes formas de luchar “Quick One With a Stranger”, “Crush Anyone” y “Crush a Friend”. Respecto a su modo online no podemos hablaros nada ya que hemos intentado encontrar una partida en más de una ocasión y no ha tenido éxito por lo que no podemos contaros más al respecto.

Saqueos en pixel art

En este título vamos a encontrar dos apariencias por un lado un estilo en 2D para las ilustraciones de los personajes en los diálogos y para el menú principal y por otro lado estética pixel art para las batallas. Es un diseño simple pero creo que para este tipo de juegos, y sobre todo por la época en la que se ambienta no necesita más. Su rendimiento cumple en cualquiera de las formas que ofrece Nintendo Switch pero tampoco es que sea un juego exigente. Para complementarlo todo tenemos una banda sonora acorde con algunas melodías pegadizas.

Positivo

  • Sus toques de humor nos van amenizar la sesión entre saque y saque pero como Crush Your Enemies! tiene un humor bastante peculiar...
  • Si quieres un juego de estrategia con partidas rápidas entonces es una buena opción

Negativo

  • ...aunque esto puede hacer que no guste a todo tipo de públicos.
  • A veces la dificultad del juego es un poco injusta o desbalanceada y acabará sacándonos de quicio el querer acabar una fase.

Resumen

Crush Your Enemies! es un juego de estrategia cuyo humor puede no estar hecho para todos los públicos. El juego, como todos los de este género, se acaba volviendo repetitivo y algunos de sus niveles tienen una dificultad desbalanceada que nos puede sacar de quicio. Este título ya había llegado previamente a Steam, iOS y Android por lo que si ya lo tenías previamente no os merece la pena volver a comprarlo. Si dudáis si haceros con él la mejor opción es que experimentéis sus niveles y sus opciones con su versión para smartphones ya que es gratuita.

5.5

Suficiente