Análisis – Dark Devotion

Análisis PC PS4 SWITCH
7.5

Notable

Inspirado en las obras de Lovecraft tenemos un mundo sombrío, donde valerosos templarios luchan por derrotar a las fuerzas del mal. Dark Devotion recoge este lugar desarrollado por Hibernian Workshop y The Arcade Crew, que está disponible para PC desde el pasado 25 de abril. Con esta premisa de ambientación es lo que ha hecho que lleguemos a hablar de este juego hoy, que plantea una idea que puede funcionar, pero, ¿han sabido llevarla a cabo?, ¿merece la pena embarcarse en la aventura?

Retorno al Refugio de los Impuros

¿Cuándo sólo cuentas con la fe hasta dónde eres capaz de llegar? Así es como la protagonista de esta historia, una joven templaria, se ve encerrada en un lugar, en el que cada vez que muere vuelva a aparecer. Es dentro de este bucle dónde deberá ir adentrándose en las mazmorras, luchar contra diversos enemigos y jefes. Pero no será fácil y en ocasiones necesitará usar su fe para poder obtener recompensas. El cómo termina esta historia es algo que no os voy a desvelar y dejaré que la descubráis por vuestra cuenta.

El estudio que ha llevado a cabo este desarrollo ha querido centrar la narrativa del juego al ámbito ambiental, a todo lo que nos rodea mientras jugamos. Para los que hayáis jugado a Dead Cells por ejemplo, es más o menos lo que ocurría, obligándonos de este modo a prestar bastante atención a nuestro entorno. En mi caso no me gusta detenerme demasiado en los juegos, quizás por el tiempo libre que suelo tener, por lo que para mí este punto sería algo negativo. Sin embargo, tengo que admitir que es todo un acierto para aquellos que se centran en explorar lo más mínimo o teorizar sobre el lore que hay detrás.

Cuidado con lo que haces

Dark Devotion es un RPG de acción en 2D con elementos de plataformas en scroll lateral. Nuestra protagonista puede hacer ataques básicos, puede bloquear a los enemigos e incluso esquivarlos. Para limitar nuestras acciones contamos con una barra de energía que se irá gastando a medida que hacemos acciones.

Nuestra protagonista se encuentra en el Refugio de los Impuros, un lugar dónde quedan pocas almas con vida. Este lugar será el más frecuentado por nosotros y es que cada vez que nuestra protagonista muera acabará en este lugar. Aquí podemos hacer varias cosas como acudir al herrero, que nos permitirá equiparnos armas, equiparnos habilidades, obtener bendiciones (en función de cómo lo hayamos hecho la última vez antes de morir) o ver los libros y diarios encontrados. Además, desde aquí, podemos ir hacia las diferentes zonas de la mazmorra o hasta la estatua de teletransporte que hayamos activado.

¿Sistema de combate tosco?

Lo que más me ha costado ha sido habituarme al juego y es que esperaba que los movimientos de nuestra protagonista fueran más ágiles o incluso poder atacar más a menudo. Mis primeras muertes sobre todo han sido por falta de paciencia, tener que enfrentarme a un simple enemigo y por querer derrotarlo, sin esperar a que la barra de energía se llenara, he acabado sin vida.

Y claro, hay que tener en cuenta que la muerte no es algo que nos venga bien, ya que perderemos todo lo que habíamos conseguido. Aunque a cambio tras “renacer” volvemos a la vida con una serie de beneficios o bendiciones. Además, si no hemos activado una estatua de teletransporte, significará tener que volver a hacer todo el recorrido. Por suerte suele haber bastantes repartidas por el mapa.

La cosa se complica si no nos paramos lo suficiente para conseguir nuevas armas. Aquellos que quieran rushear el juego, podrán hacerlo, pero requiere mucha paciencia, y saber cuándo debemos golpear o cuando es mejor una retirada. Si optáis por hacer el recorrido tomándoos vuestro tiempo podemos llegar a conseguir nuevo equipo, que nos facilitará nuestra travesía tanto por las mazmorras como en la lucha contra los jefes.

Dark Devotion 15

El diseño de los jefes finales es algo que me ha gustado. Llegar hasta el primero de ellos, y aprender cómo matarlo, nos puede llevar un tiempo según nuestra habilidad y como vayamos de preparados. A lo largo de la aventura tenemos la oportunidad de enfrentarnos hasta con 18 jefes diferentes. Derrotarlos a la primera puede llevar un tiempo, ya que cada uno está dotado de un patrón diferente.

Recurriendo al estilo pixel art

Últimamente el estilo pixel art se está dejando ver en los juegos de estos estos últimos años. Por un lado, es un acierto para atraer a todos los nostálgicos, pero por otro ya empieza a cansar un poco. En este caso el pixel art le sienta bastante bien y le permite recrear con bastantes detalles la ambientación lúgubre que quiere trasmitir el juego.

Acompañando a su estilo tenemos una banda sonora con temas desde relajados a otros que nos harán estar en tensión. En principio la banda sonora puede pasar un poco desapercibida, y obviamente si lo comparamos con algunos juegos de su género, no vamos a tener canciones tan épicas.

Positivo

  • Su ambientación está muy lograda y se complementa muy bien con el apartado sonoro
  • Aunque la duración dependerá de nuestra habilidad nos proporciona bastante horas de juego
  • Para los que no les guste jugar en inglés este nos viene en español

Negativo

  • Cuesta meterte en el juego al principio y si no tienes paciencia o te gusta el género lo abandonarás pronto

Resumen

Hay que tener claro que Dark Devotion no es una aventura para todos los públicos. Avanzar por sus largas horas de juego ha sido al principio un poco tedioso, pero tiene algo que me ha incitado finalmente a querer mejorar y querer ver hasta donde llegaba. Está claro que la duración del juego va a depender de nuestra habilidad y paciencia. El juego tiene carencias y aspectos que se podrían mejorar. Por ejemplo, al principio, el juego era poco intuitivo para mi ya que el juego carece de tutorial, y todo se basa en el ensayo y error, pero quizás también es parte del encanto del juego.

7.5

Notable