Análisis – Disaster Report 4: Summer Memories

Análisis PC PS4 SWITCH
6.5

Bueno

Hoy acaba de lanzarse Disaster Report 4: Summer Memories para PlayStation 4, Nintendo Switch y PC. Quizás mucha gente no haya oído hablar de esta saga y se preguntará dónde están las entregas anteriores. A Occidente nos llegó la primera entrega, bajo el nombre de SOS: The Final Escape y su continuación, titulada Raw Danger! Nos quedamos sin la tercera entrega de la saga. Siendo un género de nicho (desastres naturales) nos imaginamos que fue por sus bajas venta.

Todos los “defectos” que le sacaremos al título en este análisis hay que entenderlos bajo el contexto del desarrollo del mismo. En primer lugar, Disaster Report 4 tenia la intención se lanzarse en 2010, para PlayStation 3, aunque fue retrasado para el año siguiente. Desgraciadamente tuvieron que cancelar el proyecto debido al terremoto y tsunami que asoló a Japón ese marzo de 2011. Como es normal, y tratando de lo que trataba el juego, no era momento de entretenerse con un videojuego de catástrofes naturales. A pesar de todo, con el apoyo de los fans, acabaron trasladando el proyecto a PlayStation 4, y en 2018 se lanzó en Japón. Sinceramente, fue una sorpresa el anuncio del juego para Occidente, así que es algo que hay que agradecer a NIS America.

Siendo nosotros mismos

Cuando comenzamos la aventura podremos elegir el sexo de nuestro personaje a controlar, así como algunos modelos de cara y pelo. El contexto con el que empieza el juego es nuestra llegada a una ciudad por primera vez por “x” razón (tendremos que elegirla entre varias opciones). Con la mala suerte que tenemos acabamos siendo victimas de un gran terremoto que destruye edificios y desajusta la realidad de los ahí presentes.

Nuestro objetivo será intentar salir de la ciudad para volver a casa, pero no sin antes ayudar a los personajes con los que nos toparemos por nuestro camino. Parte de la gracia del título que, por cierto, nos ha llegado en inglés aunque con doblaje original, será elegir entre las muchas opciones que nos dan en los diálogos o pensamientos de nuestro protagonista. Algunas elecciones no tendrán ninguna relevancia mientras que otras si, pudiendo adquirir unos puntos de “moral” tanto positivos como negativos.

El desarrollo de la historia tampoco es que sea nada fuera de lo común. Conoceremos a diversos personajes con sus respectivas historias. Nos veremos involucrados y trataremos de ayudar en lo que podamos. Viviremos situaciones de lo más inesperadas, tanto para bien como para mal, no nos dejará indiferentes. En ocasiones puede que nos quedemos pillados debido a no haber hablado con cierto NPC, por lo que nos veremos obligados a recorrer de nuevo todo hasta que salte el evento necesario para continuar. Disaster Report 4 se desarrolla a lo largo de 5 días. En ellos veremos a personajes en varias ocasiones, viendo como avanzan en su experiencia con estos terribles sucesos.

Aunque todo esto se ve algo forzado. Cuando ocurre la catástrofe, nuestro objetivo o al menos el que yo marqué, era avisar a mis allegados de que estaba bien tras el suceso. El juego no se hace eco de esta elección, seguimos encontrándonos con personajes que parecen más importantes que nosotros y que acabamos ayudando de alguna manera (incluso podemos sacarle beneficio económico si queremos).

El control del personaje a veces se siente demasiado tosco, animaciones lentas y algo torpes. No es que marquen la diferencia para que alguien deje de jugar, pero si que se siente poco pulido, a pesar del tiempo que han tenido de desarrollo. Una de las desesperaciones más constantes es señalar acertadamente al personaje con quien quieres hablar. Si vas corriendo y chocas, se te hace imposible hablar con él, salvo que te alejes un poco y te vuelvas a situar frente a él.

Interfaz ineficiente

Al tratarse de un juego de supervivencia tendremos que cuidar de nuestro personaje. Todo esto incluye: que no se deshidrate, que no pase hambre, que vaya al baño las veces necesarias, y que no se estrese. ¡Ah, bueno! Se me olvidaba, y procurar que no se te caiga un edificio entero encima de ti, tenía pinta de doler, aviso.

Desde el inventario (que por cierto estará limitado a una cantidad máxima dependiendo de la mochila) podemos utilizar los objetos para alimentar a nuestro personaje, así como equiparle diferentes atuendos que encontremos o compremos. Pasaremos un buen rato haciendo el tonto con los trajes, pero desgraciadamente no tendrá mucha más repercusión. Para ver el estado de nuestro personaje (hambre, sed, vejiga) tendremos que ir al menú de estado y cambiar una pestaña. Como veis, es demasiado paseo si los desarrolladores querían darles importancia a estas mecánicas, que acaban por olvidarse al jugador de que existen.

Durante el juego solo veremos la vida de nuestro personaje y si sufre algo de estrés (o necesita ir ya al baño, por ejemplo). Podremos orientarnos por una brújula que disponemos en la esquina inferior derecha (las cuales coleccionaremos, con diseños de lo más locos). El mapa, por suerte, estará para acceder rápidamente con un botón. En él, nos señalarán personajes con los que hayamos hablado, ciertos lugares, etc… Siempre esta bien poder revisar que lugares quizás no hayamos visitado.

¿Paseando por Japón?

Aunque no se nombra ninguna localización real, salta más que a la vista que se trata de una ciudad ficticia japonesa. Durante nuestra travesía podremos ver algunos guiños a zonas reales. Los parajes por donde transitaremos son bastante variados (teniendo en cuanto los sucesos). Gráficamente como vemos no esta ni mucho menos a la altura de la generación actual, pero conociendo su contexto no es de extrañar. Además, los interesados en el juego sabrán sortear esta clase de deficiencias que tiene el juego para disfrutarlo verdaderamente.

Entre estas deficiencias se encuentra la cámara, que en ocasiones llega a ser molesta, con cambios bruscos (haciendo que el control del personaje cambie y sea un poco caos). Por si fuera poco, el girar la cámara en entornos abiertos hace que todo se vuelva borroso y maree bastante, por lo que acabaremos andando despacio y moviendo lentamente para no sufrir esto. El título se ha jugado en una PlayStation 4 “normal”, y hemos tenido alguna bajada de frames.

En el apartado sonoro mencionar que cumple bastante bien, aunque ha dado alguna situación “curiosa”. El sonido varía dependiendo de donde tengamos la cámara, no el personaje. Por lo que, si atravesamos un árbol con la cámara, nos acribillarán los sonidos de los chicharras japonesas.

Positivo

  • Doblaje original en japonés.
  • Se daba por perdido que llegase a Occidente (¡muchas gracias!)
  • Situaciones interesantes y variadas (algunas muy locas)

Negativo

  • Aunque no es de extrañar, tristemente nos llega en inglés.
  • Tiempos de carga largos.
  • Gráficamente muy muy justo a día de hoy.
  • Mecánicas implementadas pero no aprovechadas.

Resumen

Disaster Report 4: Summer Memories no es un juego para todo el mundo, ya lo habéis leído. Solo aquellos que no les importa lidiar con ciertas trabas de diseño disfrutarán del recorrer las calles de una ciudad japonesa tratando de sobrevivir. Se vivirán situaciones de lo más variopintas, dignas de jugarlas al menos una vez, con algunos personajes que no olvidaremos. Tras pensar que no volveríamos a disfrutar de esta saga más, NIS America nos la trae para nuestro entretenimiento. Y tú ¿qué decisiones tomarás?

6.5

Bueno

X