Análisis – Freedom Planet

Análisis PC PS4 SWITCH WII U
7.5

Notable

Han pasado cuatro años desde que Freedom Planet hizo su primera aparición en Steam y tras su buena acogida acabó llegando a Wii U en octubre de 2015, a PlayStation 4 el año pasado y ahora llega a la híbrida de Nintendo. Esta entrega no presenta novedades respecto a sus versiones anteriores pero es una buena oportunidad de que todos los que no hayáis oído nunca hablar de este título podáis probar el plataformas 2D desarrollado por GalaxyTrail.

Salvando Avalice

En este título veremos como la paz del planeta Avalice se ve en peligros debido a que la Piedra de los Reinos, la cual le proporciona energía al planeta, está empezando a debilitarse. Debido a esto, las tres dinastías que gobiernan el planeta, han comenzado una guerra para tener el control de los recursos que queden y solo nuestras protagonistas de la historia podrán arreglarlo.

Por un lado tenemos a Lilac una dragona que puede girar como un ciclón y es capaz de ir a toda velocidad, Carol una gata que es la mejor amiga de Liliac y tiene gran habilidad con los ataques cuerpo a cuerpo, y Milla una perrita que es capaz de volar (aunque no mucho tiempo) y realizar magia que se acabará uniendo a nosotros y ayudando a la causa.

(Al principio solo podemos elegir entre Lilac y Carol, luego se desbloquea Milla como personaje jugable)

A simple vista puede parecer que este título no necesita de una historia pero seguramente vais a cambiar de opinión cuando os adentréis en ella. Tiene una historia bastante bien elaborada, quizás un poco previsible en ocasiones, en la que vamos a tener muchas escenas y diálogos que disfrutar.

Elige tu forma de juego

Freedom Planet es un plataformas en dos dimensiones que nos permite manejar a estos personajes mencionados anteriormente en cada uno de los modos de juego que posee el juego. Su modo principal nos permite jugar la aventura con la historia (Aventura) o sin ella (Clásico) y elegir el personaje con el que vamos a comenzarla.

Sería conveniente que probarais los personajes antes de decidáis seguir la partida hasta el final ya que cada personaje dispone de diferentes habilidades de combate para superar los niveles enormes, niveles exclusivos y por tanto una forma diferente para llegar al final (e incluso si queréis saber la historia por completo deberíais acabarla con cada uno de ellos)

Quizás el personaje más versátil, y con el que podéis superar la aventura tanto rápidamente como sin mucha dificultad, es el personaje de Lilac. Para que os hagáis un poco a la idea su comportamiento sería muy parecido al de Sonic (movimientos ágiles y rápidos). Si empezáis por primera vez con ese personaje y luego cambiáis a cualquiera de los otros dos vais a ver como los niveles pueden pareceros un poco más lentos o las batallas contra los jefes un poco más complicadas.

Además del modo principal, Freedom Planet también tiene un modo Contrarreloj que nos permitirá hacer cada fase (previamente desbloqueada en su modo principal) con el fin de que podamos mejorar nuestra habilidad y el tiempo en el que nos pasamos ese nivel.

Explorar en busca de recompensas

Aunque pueda parecer que la mecánica principal es llegar los más rápido hasta el final de la fase, y creo que principalmente ese es su objetivo, el juego también quiere recompensar a aquellos que quieran explorar las fases y recorrer todos los caminos posibles que tiene cada uno de estos enormes niveles (completar un nivel nos puede llevar perfectamente unos viente minutos).

Cada nivel está lleno de secretos, rutas alternativas y por supuesto muchos enemigos. Es una maravilla el trabajo que han hecho con estos niveles, muy dinámicos y divertidos en los que podemos ir encontrando nuevas mecánicas únicas en cada uno de ellos. Por ejemplo, podemos estar en un momento atravesando una jungla y en otro estar montados en un dragón gigante aniquilando naves espaciales.

En los niveles podemos encontrar muchos objetos que pueden sernos útiles como cristales, que al romperlos nos pueden otorgar un beneficio como la inmunidad, cristales azules que nos aumentarán la puntuación obtenida al final de nivel, y algo bastante importante las hojas rojas. Como los niveles están plagados de enemigos que quieren acabar con nosotros, debemos recoger estas hojas para recuperar tanto energía, para realizar movimientos únicos (la barra azul), como otorgarnos puntos de salud.

Cada hoja es un golpe que puede recibir nuestro personaje elegido, en ocasiones un golpe no tiene porque ser una hoja entera. Si nos quedamos sin ninguna y volvemos a recibir un golpe entonces estaremos muertos. Si nuestro personaje muere pierde una vida, y si su contador de vidas llega a cero perderemos la puntuación que se había obtenido hasta ahora en el nivel. Realmente, si no te importa la puntuación, morir no va a suponer ningún problema ya que podemos continuar por el último punto de control del juego.

También en ocasiones tendremos que encontrar llaves que nos permiten abrir puertas así como unos objetos en tarjeta con una estrella que nos desbloquearán contenido para la galería. Este contenido puede ser música, diálogos e incluso concept arts de los personaje. Cada nivel tiene unos diez contenidos secretos en cada fase por lo que es una invitación para rejugar y disfrutar sus escenarios.

Y, aguardándonos en cada nivel tenemos enfrentamientos contra jefes. Acabar con estos enemigos no nos costará mucho ya que solo tenemos que aprendernos su patrón de ataque y sobre todo tener paciencia e intentar aprovechar los puntos débiles. Quizás la primera vez que lleguéis hasta una de estas batallas acaben con vosotros y necesitéis más de un intento pero bueno se acaba sacando. Aún así, el que os cueste más o menos completar este título también dependerá del nivel de dificultad que hayamos elegido a la hora de iniciar nuestra aventura.

Dónde pondría alguna pega es en el diseño de alguno niveles en los que puede generar dudas, tras haber llegado a un lugar en concreto, de si existe el camino para continuar o hemos bugueado el juego y por lo tanto vamos a tener que reiniciar el nivel. Finalmente existía dicho camino pero dado que lo principal es el dinamismo en esta entrega tener que parar aquí o repetir movimientos hasta lograr la solución hace que no se disfrute tanto la aventura.

Explorando todos los flancos

GalaxyTrail le puso mucho cariño y dedicación a esta apartado donde tenemos personajes y escenarios en 2D con estética pixel art. Cada escenarios está cuidadosamente hecho para que pueda ser explorado tanto vertical como horizontalmente, tienen muchos detalles y además cada uno es diferente implementando nuevas mecánicas ya sea utilizar portales, agarrarse a barras en movimiento o tener que ir bajo el agua.

Gracias a esta versión podemos jugar al título como nos sintamos más cómodos en cualquiera de los tres modos que nos ofrece Nintendo Switch. Además, podemos jugar o bien con los dos Joy-Con, con uno solo o incluso con el mando pro. Algo que habría gustado es que se hubiera añadido un modo de dos jugadores, aunque fuera con pantalla divida y haberle sacado más partido a lo que ofrece la consola.

Positivo

  • El título nos permite gran rejugabilidad ya sea por superar nuestro tiempo en cada fase así como pasarnos el juego con cada uno de sus personajes.
  • Su estilo artístico está bastante cuidado tanto por sus animaciones como sus escenarios muy detallados.

Negativo

  • Habría estado bien que hubieran añadidos nuevas opciones en esta versión.

Resumen

Freedom Planet es un buen juego que va a contentar a todos aquellos fans de las aventuras de plataformas de los noventa. Si ya habías jugado a una versión anterior no os va a merecer la pena ya que no trae ninguna novedad salvo poder jugarlo donde queráis pero como es obvio a los nuevos que queráis descubrir este título será una buena oportunidad de hacerlo. Es un juego divertido cuya historia principal se puede completar fácilmente en unas 4 horas (con un solo personaje) que se encuentra traducido al español y que no ha salido a un precio elevado (aunque si un poco más caro que su versión para Wii U por ejemplo).

7.5

Notable