Análisis – Ninja Gaiden: Master Collection

Análisis
8

Notable

Desde este 10 de junio está disponible Ninja Gaiden: Master Collection la última trilogía del famoso ninja Ryu Hayabusa para todas las consolas. Esta Master Collection incluye Ninja Gaiden Sigma, lanzado originalmente en 2007, Ninja Gaiden Sigma 2, cuya primera versión se lanzó en 2009 y por último Ninja Gaiden 3: Razor’s Edge, publicado en 2012. Con esta recopilación de títulos de acción tenemos para más de 40 horas de contenido tranquilamente, aunque como todo, dependerá de la pericia del jugador para masacrar a las hordas de enemigos.

Del uno al tres

Si hay algo que podemos ver en esta trilogía es, sin lugar a dudas, la historia de nuestro protagonista, Ryu. En este caso no es que la historia sea de lo más rebuscada y original. Parte de una premisa algo machacada a estas alturas. La espada que protege el clan de Ryu es robada por los malos y toca vengarse. Por el camino nos encontraremos a personajes secundarios y en algunos casos podremos inclusos controlarlos en combate, por lo que la variedad de acción está más que servida. Es cierto que en las secuelas toman otros recursos de historia que la vuelven algo más interesante.

Otro aspecto que podremos ir viendo Ninja Gaiden: Master Collection es la historia de como el equipo desarrollador ha ido mejorando entrega tras entrega la jugabilidad del título, que iremos comentando más adelante. Solo os digo que no tiréis la toalla si veis que la primera entrega haya podido envejecer algo “mal” en cierto aspecto como los controles o la cámara. En Ninja Gaiden Sigma 2 por ejemplo, vemos un cambio sustancial en todos los aspectos, haciéndolo en general mucho más disfrutable.

Elige como quieres matar a los enemigos

Aunque la espada del dragón es la favorita de nuestro ninja, no tardaremos en obtener nuevas armas para probar. Y es que cada una de ellas poseen sus propios combos y situaciones en las que brillar. Será misión del jugador el probarlas y ver cual se adapta más a su estilo. Además, podremos mejorarlas a cambios de nuestro “dinero” en el juego. Aunque a veces no sabremos si nos conviene más mejorar un arma o comprar pociones, por que lo que se nos viene encima no es poco.

Habrá que practicar bastante para ir pillando el ritmo a cada estilo de arma, pero podremos siempre revisar los consejos y las combinaciones de cada movimiento. Incluso en la tercera entrega podremos ver en tiempo real las combinaciones que podemos hacer para realizar los mejores combos.

La acción de la primera entrega es algo más pausada y “tosca” (comparando con las secuelas) y en la que tendremos que tener mucho cuidado con cada movimiento que hagamos. Por suerte esto lo fueron mejorando bastante en la segunda entrega, convirtiéndose en algo más dinámico y ágil, y por tanto más disfrutable. Notareis el cambio y lo agradeceréis. Cuando hablamos ya de la tercera entrega es cuando podemos decir que la saga toca techo respecto a lo que puede ofrecer el sistema de combate. Ya no es simplemente ágil, si no que gracias a la cámara se vuelve algo mucho más cinematográfico, con la adición de nuevas mecánicas como esquives en tiempo bala, caídas libres o poder caminar en sigilo para matar a los enemigos por la espalda sin que nos vean.

Hay que tener en cuenta que al finalizar una fase nos calificarán con un rango dependiendo de nuestro rendimiento en las misiones. Tiempo necesario para la fase, número de enemigos derrotados, vida menguada, entre otros factores serán los examinados para diferenciarnos entre un Maestro Ninja o cualquier otro que quede por debajo. Por ello, se convierte en algo más arcade estos títulos, incentivando que vayamos mejorando nuestra puntuación o picarnos con algún amigo.

Todo un reto para los jugadores

Últimamente siempre se habla del lado bueno de tener una dificultad elevada, de necesitar unos buenos reflejos, y de necesitar paciencia para que, en el momento de la victoria, el jugador se sienta en la cima del mundo. Si eres uno de esos jugadores que piensa así estas de suerte, estos juegos serán un autentico reto, incluso en la dificultad más baja. Aprender a realizar buenos combos, a usar todo el arsenal que esta a nuestra disposición y estudiar los movimientos de los enemigos es una tarea que debemos, si o si, llevar a cabo con éxito.

Aparte de la dificultad en el propio combate y los enemigos no hay que olvidar que no solo se trata de un mata-mata, habrá parte de exploración y plataformeo. En cuanto a este último apartado la cosa se pone algo sensible. Habrá partes que nos obligarán a realizar unos saltos demasiados precisos o difíciles de controlar y en muchas ocasiones ni nos daremos cuenta que debemos saltar en ciertas paredes.

La paciencia también será necesaria ya que por ejemplo, en el primer título, nuestro progreso solo se guardará si guardamos manualmente en una estatua. Pongamos el caso de que hemos guardado antes del jefe del capítulo, hemos luchado, hemos ganado y hemos completado el capítulo. Ahora con otro personaje, empezamos el nuevo capítulo en otro escenario, y por lo que sea, nos sentimos confiados y avanzamos sin guardar. Tristemente nos ha salido mal la jugada y morimos. Si, nos cargará la partida antes del jefe del capítulo anterior. Todo un martirio. Por ello, recomiendo encarecidamente que guardéis siempre que podáis.

Por si fuera poco

Podríamos pensar que el tiempo que el jugador invertirá en esta colección es la duración de las tres campañas pero, nada más lejos de la realidad y es que, si jugamos a su vez a los modos secundarios de cada título, podremos estar jugando decenas y decenas de horas más. Esto sin nombrar obviamente a aquellos jugadores que quieran conseguir todos los trofeos de cada título. Con tan solo aquellos de pasarse el juego con el mayor rango podréis exigir a vuestros amigos que os cuelguen una medalla de verdadero jugón y es que, precisareis de autentico coraje para soportar todo lo que conlleva jugar en esas dificultades.

Por ejemplo tenemos las Pruebas Ninja y el modo Supervivencia, solo apto para aquellos que quieren ponerse aún más a prueba. Seguramente sea un buen entrenamiento para poder completar otras tareas titánicas como la historia en la última dificultad. Todo suma experiencia en estos títulos, solo hace falta que el jugador le ponga tiempo.

Cositas nuevas

Con este relanzamiento de la saga, han querido aprovechar y mejorar nuestra experiencia de los títulos. Además de lo esperable de mayor resolución y estabilidad en frames, podremos vestir a nuestros personajes con variedad de trajes ya conocidos, ya que incluye la mayoría de los contenidos descargables que se lanzaron con los títulos originales en su momento.

Positivo

  • Tres juegos en uno, ¿Qué hay mejor?
  • Incluyen mucho contenido extra de las versiones originales.
  • Espectaculares escenas de acción que van mejorando con cada título.

Negativo

  • Muchas situaciones han podido envejecer “mal” y pueden parecer mal diseñadas.
  • No son títulos para jugadores que se desesperan fácilmente.

Resumen

Es el momento perfecto para conocer esta saga. Con Ninja Gaiden: Master Collection, el Team Ninja nos muestra como han ido evolucionando y desarrollando una de las sagas de acción más difíciles que hay. Podremos estar decenas y decenas de horas frente al televisor intentando convertirnos en el maestro que nos piden que seamos en las dificultades más elevadas, contando además los modos secundarios que harán que queramos tirar el mando por la ventana en más de una ocasión, así que paciencia.

8

Notable

X