Entrevista al director y al productor jefe de ‘Valkyria: Azure Revolution’

Entrevista al director y al productor jefe de ‘Valkyria: Azure Revolution’

La revista Dengeki PlayStation de esta semana trae una entrevista con el director,Takeshi Ozawa, y productor jefe,Youichi Shimosato, de Valkyria: Azure Revolution, que han revelado nuevos detalles sobre el juego como la muerte permanente.

En cuanto a la perdida de un personaje…

Ozawa: “Hemos estado hablando bastante de esto, sobre como el tema de la muerte estaría presente. Si un personaje no muere, no hay miedo que trasmitirle al jugador. Así que hemos dado ese paso.”

Shimosato: “Estamos preparando una historia para todo el mundo, con eventos para los personajes secundarios y  que el usuario se motive para que nadie muera.

¿Que ocurre con esos eventos si perdemos al personaje?

Ozawa: “La historia principal continuará, pero los eventos para ese personaje desaparecerán. Sin embargo, de forma similar a Valkyria Chronicles, se podrá volver a intentarlo. Lo hemos planeado así, para que si te esfuerzas, puedas experimentarlo todo.”

¿Cómo es la dificultad del juego?

Ozawa: “Hay obstáculos en el juego y estamos pensando como irán para no tener que bajar la dificultad.Nuestro plan es incluir algo como un “modo fácil” para ayudar con esos obstáculos.”

¿Que puede decirnos sobre la demo incluida con Valkyria Chronicles Remaster?

Shimosato: “Ya hemos lanzado demos antes del lanzamiento de los juegos y el feedback que hemos recibido no ha afectado a nuestro calendario de trabajo. Pero esta vez queremos hacerlo con la intención de conseguir un sistema mejor. Queremos hacer el juego junto a nuestros fans.

Ozawa: “No nos malinterpretéis, esto no es una beta, el plan es que todos salgamos ganando.”

¿Y sobre el contenido de la demo?

Ozawa: “Se llama ‘Battle Demo’ por que nos permitirá probar el sistema de batalla LeGION. También se incluirán ciertos elementos, para que así podáis experimentar parte del ciclo de juego

Valkyria: Azure Revolution saldrá para PlayStation 4 en invierno de 2016 en Japón.

Fuente: Gematsu

X