Análisis – Shiren the Wanderer: The Tower of Fortune and the Dice of Fate

Análisis PS VITA SWITCH
7.5

Notable

En unos días nos llegará Shiren the Wanderer: The Tower of Fortune and the Dice of Fate digitalmente tanto para Nintendo Switch como para PC a través de Steam. Se trata de una versión con nuevos añadidos de la quinta entrega principal de la saga Shiren the Wanderer, la cual pertenece a los Mystery Dungeon de Spike Chunsoft. Originalmente salió en 2010 en Japón para Nintendo DS y llevada a PlayStation Vita a todo el mundo en 2016.

Siempre son buenas noticias que traigan a una consola tan popular como Nintendo Switch, juegos que fueron lanzados en otras consolas menos afortunadas, donde posiblemente no pudo disfrutar de todo el público que podría tener. Para abocetar rápidamente los juegos Mystery Dungeon, se tratan de juegos del género roquelike en los que nos adentramos en mazmorras generadas aleatoriamente y morir en ellas se traduce en empezar de nuevo, perdiendo parte o todo, del progreso hecho dentro.

Cambiando el destino

La historia de Shiren the Wanderer: The Tower of Fortune and the Dice of Fate transcurre entre Shiren the Wanderer DS2 y Shiren the Wanderer 3 en donde nuestro protagonista, un guerrero errante y su mascota hurón Koppa intentan alcanzar el final de la Torre de la Fortuna. En ella, cuentan las leyendas que vive un dios llamado Reeva que es capaz de cambiar el destino gracias a tres dados mágicos. Suena peligroso pero por suerte no iremos solos en la aventura, nos ayudará Tao, una chica con disfraz de panda, entre otros personajes, aunque cuidado, también pueden morir.

Aprender es difícil

Dado que la introducción no es muy larga, nos veremos en mitad de la acción más pronto de lo esperado y puede incluso que sin saber cómo jugar. A los tutoriales se acceden desde un NPC opcional, por lo que si no exploramos todo, nos estaremos preguntando qué es qué a cada paso. Al final, estos tutoriales no dejan de ser un listado de “ejercicios” que hacer en una mazmorra preparada para ello. Nos enseñan lo básico para sobrevivir en los primeros compases de la historia aunque se hace algo pesado tener que entrar-salir-entrar-salir a cada uno de los apartados.

2020112518593500 2CBD4DD6BCD7D5D1F056F684643DCD81

Una de las pegas que más le tengo al juego en general viene siendo algo intrínseco en la saga, y son los diseños de niveles, que prácticamente no hay. Cada vez que entremos en una mazmorra, esta, se generará aleatoriamente siendo solo un cúmulo de habitaciones interconectadas por pasillos estrechos. Por lo que finalmente no sería una crítica muy buena si nos basamos en que la misma base es bastante mejorable, así que aceptamos lo que hay.

Antes de entrar en las mazmorras debemos prepararnos bien en la base. Como suele ser normal en los juegos de este estilo, desde la ciudad podremos guardar y sacar objetos del almacén (tienen un limite), así como dinero. Comprar algunas cosas básicas para la siguiente aventura (la mayoría de items los encontraremos directamente en las mazmorras). Liberar de maldiciones a los objetos (que nos impiden desequiparlos), jugar a la lotería y canjear nuestros puntos de “exploración”. Conforme avancemos llegaremos a nuevos zonas seguras donde tendremos otro tipo de instalaciones cómo el herrero, que nos permite subir un nivel una equipación por poner un ejemplo. Deberemos sobrevivir a todas las mazmorras para ir llegando cada vez a puntos más lejanos de la aventura, y si morimos, nos tocará empezar desde el principio. Una vez lleguemos a cierto punto, tendremos disponibles unos atajos para no tener que tragarnos ese avance anterior, aunque a la hora de la verdad, os costará llegar a ese primer “checkpoint”.

Mejorando a base de morir

La experiencia será nuestra mejor arma en este juego. Dada la cantidad tan grande de objetos disponibles por obtener y encontrar, tendremos muchas diferentes estrategias para adoptar en nuestro avance. Desde piedras que podremos tirar incluso detrás de una pared, hasta licencias para hacer que cierta clase de enemigos sean nuestros amigos, pasando obviamente por pergaminos mágicos y bastones que pongan estados alterados a nuestros enemigos (o amigos incluso si nos hemos despistados).

Como vamos a morir tarde o temprano (no podemos volver a plantas anteriores para farmear), es posible que perdamos nuestra equipación y todos los objetos que llevemos, pero existen varias alternativas para protegernos de esto. Una de ellas es llevar una hierba, que al morir, nos de la oportunidad de volver a la ciudad con los objetos que teníamos y otra es “etiquetar” las equipación para cuando las perdamos, poder encontrarlas desde cierto NPC. Aunque claro estas cosas cuestan dinero y debemos ir con cuidado, aunque las primeras horas para nada son complicadas.

Entonces, ¿cómo vamos progresando si podemos perder nuestro avance cada vez? Bueno, al usar el arma y escudo, vamos mejorándolo, haciendo que vayas “evolucionando” dentro de su clase, subiendo sus atributos y el nivel máximo que puede llegar, así como las ranuras para habilidades. Por lo que, si en una expedición subimos de rango un arma, usamos un par de pergaminos para que sea +3, y encontramos un NPC para proteger nuestra arma de las trampas de oxido, habrá sido un gran avance. Con esta nueva equipación mejorada seguramente podremos llegar más cómodamente a plantas superiores, aunque en ocasiones, la curva puede ser demasiada lenta y hace que perdamos los papeles con nuestros fracasos seguidos.

Llega la noche

Una vez llegas a cierto punto de la historia, te enseñan que el paso del tiempo existe y puede llegar la noche. En ese momento nos muestran que las antorchas serán nuestras grande amigas ya que nos permiten ver algo alrededor nuestra (de lo contraria no veremos a un palmo del personaje). Los enemigos en esas horas se vuelven muy pero que muy peligrosos, haciendo que incluso se peleen entre ellos y evolucionen. Si ya costaba matar al tigre en su versión normal, imaginad un tigre versión morada donde de un golpe te mata. Por lo que debemos optar por una estrategia más evasiva (si es que llevamos objetos para ello). Por ejemplo, si tenemos un accesorio para ver dónde están los enemigos ya es un gran paso, además, se pueden utilizar bastones que paralizan a los enemigos para poder evitarlos. Y si nada de esto funciona, siempre podemos hacer que pase el tiempo y rezar por que no vengan a por nosotros. Una vez hemos sobrevivido a la noche, solo podremos rezar otra vez para que tarde en llegar la siguiente.

2020112821171000 2CBD4DD6BCD7D5D1F056F684643DCD81

Aunque el juego nos hace esta jugarreta de noche lo compensa dejándonos usar habilidades para este tiempo en concreto. Las iremos aprendiendo de diferentes NPC y podremos equipárnosla en la ciudad. Existen efectos de todo tipo: habilidades de ataque, de curación en área, de efectos aleatorios, etc. Será cosa nuestra ver qué perfil de habilidades nos conviene más. Con todo esto que he estado contando ya estáis viendo que no será tarea fácil subir la torre ni mucho menos los retos adicionales que han añadido, aunque con ayuda de algunos personajes, que podremos contratar (algunos por suerte nos ayudarán gratis), se hace todo más ameno. En general, el juego nos ofrece varias alternativas para ir superando las mazmorras, estará en nuestra mano aprender y saber usar esas herramientas.

Variedad con minijuegos

Es normal que en esta clase de videojuegos acabes un tanto agobiado al morir tanto, y de vez en cuando, quieras un respiro de tanta tensión en las mazmorras. Por suerte, el juego nos ofrece varias alternativas a estar jugándonos la vida dentro. En primer lugar tenemos los puzles de altares. Nuestra misión es mover los altares a ciertos puntos específicos, habiendo decenas de puzles a nuestra disposición. Además de como hemos dicho, ofrecer una alternativa al jugador, nos servirá para aprender ciertas mecánicas de objetos o situaciones para cuando estemos dentro de una mazmorra real. Tendremos que pensar muy bien cada movimiento y utilizar los objetos que nos ofrecen en cada puzle para resolverlo como es debido.

¿Quiénes de vosotros jugabais al buscaminas en Windows XP? Ahora podréis seguir el vicio ambientado en el mundo de Shiren. Necesitamos ir sin objetos al entrar en este minijuego ya que nos quitaran todo al entrar y, todo objeto que consigamos dentro, nos lo darán para su uso en mazmorras luego. Una vez dentro necesitamos pasar planta a planta por el mismo escenario del clásico buscaminas, necesitando golpear para cargarnos las paredes que impiden llegar a las siguientes escaleras. Podremos marcar dónde creemos que están las bombas para poder llevar una idea del progreso de nuestra estrategia. En el último nivel de dificultad la cosa se complica aun más y necesitaremos calcular cada movimiento al máximo.

Completando el producto

Como ya hemos dicho, este título salió originalmente para Nintendo DS y recibió una versión mejorada cinco años después para PlayStation Vita. Con este salto introdujeron varias mejoras como por ejemplo nuevas mazmorras o la habilidad de mirar alrededor con el stick derecho, muy útil en esta clase de juegos donde un paso puede determinar tu muerte.

Incluyeron también tres nuevas mazmorras adicionales con mecánicas únicas bastante interesantes sobre todo para los jugadores que deseen aun más desafío. Primeramente tenemos la ‘Bladeless Wasteland’ en la que como el propio nombre indica, no nos soltarán armas, por lo que debemos utilizar principalmente flechas, rocas o cualquier otro lanzable ya que hacemos poquísimo daño.

Luego tenemos una nueva mazmorra que se podría convertir en un reto personal y de superación. En ‘Cloister of Certain Doom’ tendremos que indicar un numero de turnos en la que nos la vamos a pasar y si no somos capaces, vuelta a la superficie.

Y la última mazmorra añadida, tras pasarnos el juego, será ‘Garden of Destiny’, donde recibiremos más o menos cantidad de experiencia dependiendo del número de golpes que le hagamos al enemigo. Tendremos que aprovechar cada turno más sabiamente que nunca si queremos salir airosos de esta mazmorra.

Si todo esto os sabe a poco han añadido un menú donde podremos escuchar las melodías del juego una vez las escuchemos. Se les agradece, aunque si este hubiera sido el único añadido, no hubiera valido la pena (por suerte no es así). Lo que si ha mejorado bastante la experiencia es el siguiente pequeño detalle, lo que ellos llaman ‘Live Display’, diseñado para los directos del juego. Con ello, se cambiará la forma en la que aparecen los menús y tendremos de un simple vistazo todo a la vista, lo cual facilita y agiliza nuestra exploración por las mazmorras.

Algo que me ha parecido curioso, y por eso quiero reseñarlo aquí, es la opción que aparece al desfallecer en una mazmorra. Podremos pedir ser rescatados por algún otro jugador del resto del mundo sin importar la región. En la versión de PlayStation Vita existía un bloqueo regional, lo que hacia esta mecánica un tanto más restrictiva.

Bellezas en forma de píxeles

Como habréis visto en las imágenes si habéis llegado aquí abajo es que Shiren the Wanderer: The Tower of Fortune and the Dice of Fate goza de unos sprites dignos de los mejores trabajos de Super Nintendo. No creo que haya mucha duda respecto a esto pero, si una cosa me chirría es, los diferentes estilos que se usan. Los personajes y escenarios son sprites, y los retratos utilizan otro estilo de “anime” un tanto infantil que choca del resto. A su vez, que la interfaz y menús no sigan estas mismas reglas no ayuda tampoco. Si algo llega a molestar a los ojos son los colores tan llamativos seleccionados para esta parte. La tipografía no creo que sea la mejor escogida y se hace algo pesada de leer. Es verdad que se puede cambiar tanto el marco de las ventanas como el color del fondo, pero no hay ninguno que pueda hacer justicia.

En el apartado sonoro, a pesar de ser melodías no muy largas y sencillas, no se hacen demasiado pesadas y son muy adictivas. Dado que es un juego donde habrá momentos que estamos parados simplemente pensando en el siguiente movimiento, mientras estamos en ello, no tardaremos en tararear hacia nuestros adentros la cancioncilla. Más de una vez nos dará pena cambiar de zona por no poder seguir escuchando ese tema tan bueno.

Positivo

  • Muchísima variedad de mazmorras y objetos, no tendrás para aburrirte respecto a contenido.
  • Un verdadero reto que requiere aprender con la experiencia.
  • Hermosos sprites de personajes y escenarios.
  • Nuevos añadidos para mejorar aun más la experiencia.

Negativo

  • A pesar de volver esta entrega por nuestro territorio, nos vuelve a llegar en inglés.
  • La manera de presentar el tutorial puede apabullar a más de uno.
  • No está diseñado para jugadores sin paciencia.
  • Extraña combinación de estilos artísticos en general.

Resumen

Como habéis leído si ya era bueno el juego con los cambios que introdujeron en la versión de PlayStation Vita, ahora, para los que no hayan podido disfrutarlo, es la excusa perfecta. Horas y horas de contenido en nuestras manos, aunque como es normal en el género, dependerá un poco de nuestra habilidad/experiencia en él y otro poco de suerte. Las nuevas mazmorras y adiciones son más que agradecidas para terminar de completar la experiencia. Aunque tristemente nos llega con textos en inglés.

7.5

Notable

X