Análisis – The Last of Us Parte II

Análisis
9

Sobresaliente

Siete años es lo que hemos tenido que esperar para saber qué ha sido de la vida de Joel y Ellie. Habiendo disfrutado su primera entrega tanto en PlayStation 3 como en PlayStation 4 (incluyendo sus bugs) teníamos grandes expectativas con su segunda parte. Por eso, el camino hasta el análisis que os traemos hoy, ha sido tan difícil ya que hemos tratado de evitar los spoilers del juego para así sorprendernos con todo lo que nos íbamos a encontrar.

A través de entrevistas hemos podido leer que el desarrollo de The Last of Us Parte II ha sido una tarea difícil, sobre todo teniendo como presión realizar una mejor labor que su primera entrega. Por ello, el equipo se ha tenido que documentar muy bien en los temas que querían tratar, buscar la mejor forma de narrar la historia y seguir sorprendiendo y manteniendo en vilo al jugador.

Nuestros actos pueden acarrear consecuencias

Tras la pandemia que se originó en Estados Unidos debido a la cepa del hongo Cordyceps, el mundo está en declive ya que la mayoría de los humanos se han convertido en una especie de zombis o criaturas caníbales. Algunas de ellas han mutado y se han convertido en seres aún más peligrosos. Pero no son las únicas amenazas y es que, los supervivientes hacen cualquiera cosa por sobrevivir, aunque eso conlleve a matar a otros humanos.

Bajo este principio de hacer cualquier cosa para sobrevivir es lo que lleva a Joel a acompañar a Ellie por todo Estados Unidos con el fin de encontrar la cura para la humanidad, ya que la joven es inmune a las mordeduras. Este viaje los han cambiado tanto para bien como para mal, teniendo que aceptar lo que han hecho. Ahora han pasado cinco años desde entonces, residiendo en una de las zonas que aun quedan para tratar de vivir en paz, Jackson (Wyoming). Pero esta se ve truncada a raíz de una serie de acontecimientos que llevará a Ellie en un viaje que comienza con el deseo de hacer justicia de acabar con cada uno de ellos y ver como el odio la lleva a hacer cosas que quizás no esperaba tener que hacer nunca.

Y hasta ahí es donde podemos contar ya que adentrarnos más sería revelar cosas de la historia y trataremos de no hacer spoilers en la medida de lo posible. Si comparamos esta entrega con la anterior se podría decir que sigue los mismos patrones, desarrollándose por capítulos, pero es en la trama dónde varía, ya que la primera podríamos decir que se centra en la relación entre Joel y Ellie, el como aprenden a convivir, a conocerse.

The Last of Us II tiene una duración bastante más extensa, y esto que podría ser algo bueno, se vuelve un poco en su contra. Quizás por la forma en la que está contada la historia, sus saltos temporales y el cambio de personajes. Da la sensación de que tiene un inicio lento, que luego va tornándose interesante al no saber hasta dónde va a conducir todo. Hasta ahí todo bien, pero a raíz de ahí tendremos algunos momentos que parecen que han sido introducidos solo para alargar la historia un poco. Aunque nos ha convencido mucho más su precuela, si valoramos todo el conjunto, el desarrollo que ha hecho Naughty Dog es una maravilla, y hace que estos siete años de espera hayan merecido la pena.

Elige como va a ser tu forma de jugar

Naughty Dog ha querido apostar en esta aventura (diríamos que bastante lineal) por entornos más grandes y por ello era fundamental que la exploración sufriera algunos cambios. A nuestro parecer se ha hecho que sea más inmersiva e incluso ha habido ocasiones en las que nos hemos perdido y hemos tenido que prestar bastante atención a las señales. Si tenéis la oportunidad os recomendamos que os fijéis en todos los detalles que el equipo ha dejado, ya que tenemos entornos bastante variados.

Por lo general vamos a poder investigar “tranquilamente” estos escenarios dónde vamos a tener de nuevo coleccionables (que no sirven prácticamente para nada) o documentos que nos dan más información sobre el mundo. Algunos de ellos nos servirán para poder abrir las cajas fuertes. Es otra de las incorporaciones, que además de hacernos pensar en algunas de ellas, podemos conseguir botiquines o materiales para mejorar nuestras armas.

Dependiendo de cómo queramos jugar esta aventura es dónde se verá o no potenciada una de sus formas de juego. Al igual que su primera entrega podemos hacer uso de armas para acabar con los infectados, habiendo en esta una mayor variedad de armas. Estas armas pueden ser mejoradas y será decisión nuestra si queremos que tenga un cargador más grande o por el contrario mayor estabilidad. El inconveniente es que no vamos a poder mejorarla siempre que queramos ya que vamos a necesitar encontrar las mesas de trabajo. Básicamente es como lo que teníamos en la primera parte pero la única novedad es que vamos a poder ver a Ellie haciendo los retoques de las armas (obviemos la parte de que esas mejoras sean más o menos realistas).

Pero no solo eso, si encontramos los libros adecuados podemos hacer que se potencien nuestras habilidades de sigilo, la posibilidad de crear objetos mejores o incluso ser más eficaz en el combate. Y esto es algo que nos ha gustado bastante ya que si nos lo proponemos podemos pasarnos el juego prácticamente en sigilo (exceptuando las partes obligatorias de acción). Dado que hemos elegido una dificultad alta (buscando sufrir de forma realista) el sigilo ha sido una opción que nos ha venido a la perfección. Aunque claro, debido a la incorporación de ciertos enemigos como los Perros, ha supuesto un reto. Estos pueden olernos lo que nos obliga a estar en continuo movimiento intentado evitar a su vez que los demás enemigos nos descubran. Para ayudarnos en esto volvemos a tener el sistema de escucha, para detectar a los enemigos, aunque en muchas ocasiones no nos ha funcionado, y al entrar a un determinado sitio casi se nos sale el corazón. Aunque esto es un punto malo para nuestra salud, es algo también bueno ya que nos hacía estar atentos y no dormirnos en los laureles.

El poder controlar a Ellie supone una serie de novedades y es que es capaz de esquivar a los enemigos, lo cual, si lo hacemos bien, es algo beneficioso para aquellos momentos del juego en los que nos encierran con una horda de enemigos con el único objetivo de huir de allí. Y no es la única novedad ya que ahora podemos colarnos por aberturas, reptar por el suelo para poder pasar por debajo de coche o escondernos en la hierba o bucear para pasar zonas inundadas. Se nota que el sistema es mucho más completo respecto a The Last of Us y de hecho nos ha encantado.

Una de nuestras partes favoritas en estas incorporaciones ha sido el realismo que le han dado a las armas. Podemos ver como Ellie tarda más en cargar el arma tras haber caído al suelo o incluso como es capaz de hacer tiros más precisos cuando está apuntando tumbada en el suelo. No vamos a negar que hemos sudado tinta para poder sobrevivir a ciertas situaciones, y no por no tener armas, si no por no tener la habilidad suficiente para sobrevivir (muchas veces hemos estado tentados a bajar la dificultad).

Requetebonito

Si hay algo que se puede ver por las imágenes es, sin lugar a dudas, el enorme esfuerzo que han hecho para la construcción de los escenarios. Cada elemento parece que se ha puesto manualmente con tal mimo que podría hacernos dudar de si estamos viendo un juego en acción o una fotografía. La luz construye perfectamente cada escena que, apoyado obviamente en la fotografía, parece que estamos viendo una película. Incluso cuando estamos explorando por los escenarios, el contraste entre los interiores ocultos y los exteriores iluminados hará que nos ceguemos por un instante, obligando a “nuestros ojos”, a acostumbrarse por unos segundos para volver a esa nueva situación.

Aunque no creo que haga falta ya mencionarlo, el nivel de detalle de los rostros de los personajes es abrumador. Gracias a todas estas pinceladas de cariño, podemos intuir mejor los pensamientos y sentimientos de los personajes y lo que quieren expresar realmente, no solo leyendo los diálogos. Lo mejor de todo es que está acompañado de decenas de animaciones propias para cada situación por las que pasan nuestros protagonistas.

Si ya era magnifico el juego sin volumen en la televisión, al añadirle esta “dimensión” sonora se crece notablemente. La música que acompaña y refleja cada momento del juego, nunca llega a ser intrusiva o que parezca que es añadido forzosamente, suma a la experiencia global junto a los efectos de sonido tan bien recreados. El doblaje en español hace que no tengamos que fijarnos en subtítulos (que se pueden añadir) y poder centrar nuestra vista en lo que está ocurriendo en pantalla, que no es poco.

Positivo

  • La trama nos mantiene con intriga...
  • A nivel jugable se ha superado con creces a todo lo que la compañía nos ha enseñado hasta ahora.
  • La ambientación, la iluminación, la fotografía... todo el contenido artístico hace que podamos ponernos en la piel de nuestros personajes y disfrutar aun más la aventura.

Negativo

  • ...pero también habrá momentos que pensemos que algunas partes sobran o se han puesto para aumentar su duración.

Resumen

Actualmente las sensaciones que deja The Last of Us Parte II son bastante variadas, desde gente que le ha encantado hasta gente que prefiere solo su primera parte. Para nosotros ha sido una experiencia agradable y que recomendamos probar. Es cierto, que en ocasiones, se nos ha hecho un poco largo, pero lo compensa su jugabilidad que vuelve a engancharnos en la trama y hacernos querer seguir jugando. Es una maravilla todo lo que han podido exprimir del rendimiento de PlayStation 4 a nivel jugable. Su banda sonora, que es bastante inmersiva, nos hará disfrutar, sufrir y odiar. Aunque se podría haber hecho de otras formas creemos que nos es un mal cierre para la saga.

9

Sobresaliente

X