Análisis de Knockout: Home Fitness

Análisis
6.5

Bueno

Después de casi un mes de entrenamiento, mucho sudor y sobre todo agujetas, que no son de color de rosa, tenemos listo nuestro análisis de Knockout: Home Fitness para Nintendo Switch. En este título, si no habéis leído nuestras impresiones, vamos a poder ponernos en forma haciendo rutinas al ritmo de la música. Y, como elemento diferenciador de otros juegos de ejercicio, tenemos que realizar movimientos sacados del boxeo, el kárate o el muay thai entre otros.

Actualmente, y sobre todo a raíz de la pandemia, si queremos ponernos en forma desde casa ya no hay excusa. Solo hay que tener voluntad, constancia y en este caso una Nintendo Switch. Incluso si queréis seguir practicando ejercicio fuera de casa solo tenéis que agarrar vuestra consola y realizar vuestra sesión diaria de ejercicio (no nos responsabilizamos si os miran mal vuestros vecinos).

Trabajando la constancia en Knockout: Home Fitness

En Knockout: Home Fitness la constancia es uno de sus pilares fundamentales y lo deja claro con su primer modo de juego: “Personal Traning Mode”. Cada día se nos establece una rutina de ejercicios de unos 15/20 minutos (incluyendo los estiramientos) basado en nuestros datos iniciales: peso y altura. En la configuración inicial estos datos os aparecen en libras y pies. Si no sabéis vuestra equivalencia podéis poner cualquier cosa y luego cambiarlo desde el menú. Poned vuestros datos reales y si no queréis mostrar dicha información se puede ocultar en cualquier momento.

Aunque parezca poco tiempo de práctica es más que suficiente sobre todo si no estáis a acostumbrados a realizar ejercicio con frecuencia. Los ejercicios de la rutina son bastante variados por lo que al final acabaréis moviendo todo el cuerpo. Si os habéis quedado con ganas de más para eso tenemos el otro modo de juego llamado “3-Minute Fitness”.

Esta es una opción bastante acertada sobre todo si no tenemos mucho tiempo libre o simplemente queréis algo ligero. Encontramos los ejercicios divididos por categorías (Fight, Boxing, Challenge…) y dentro de cada una hay 12 cursos en total. Estos cursos nos permiten practicar lo que más nos interese ya sea queramos quemar o incluso la duración. De hecho, nos ofrece la opción de ordenarlo para cada uno de estos parámetros.

(Desbloquea canciones y escenarios jugando al modo 3-Minute Fitness)

Por defecto solo un par de cursos están desbloqueados para que podáis probar los ejercicios que traen y de esta forma os animan a volver a seguir jugando. Es en este modo también con el que podemos desbloquear nuevas canciones, nuevos escenarios y los dos entrenadores personajes extras. Es importante que no os obsesionéis por conseguirlo todo desde el inicio. Jugad con tranquilidad para sobre todo no sobrepasaros y realizar los ejercicios correctamente sin lastimaros.

Falta de precisión

Parece que Knockout: Home Fitness está pensado para gente que ya conoce las 21 acciones o movimientos que podemos llegar a realizar. Hemos echado en falta un modo en el que poder practicar los movimientos y que nos indiquen si lo estamos haciendo o no correctamente. Nos tenemos que conformar con el ver el listado de movimientos e intentar repetir lo que está haciendo uno de los cuatro entrenadores personales que podemos elegir. Además, la precisión no parece ser el punto fuerte de este título y con solo mover el Joycon hacia la dirección que indica va a interpretar que se ha hecho correctamente el movimiento.

En la primera toma de contacto con el juego fue un poco complicada ya que, al no ser unos expertos en la terminología, no sabíamos muy bien lo que teníamos que hacer. Teníamos que esperar a que el entrenador lo realizara y después intentar replicar su movimiento. Así que nuestro consejo es que estudiéis los movimientos antes de entrar a realizar los ejercicios.

Aunque para nosotros no ha sido el caso es posible que el idioma sea otra barrera para adentrarse en Knockout: Home Fitness. El juego no viene ni traducido ni doblado al español por lo que seguir las instrucciones o saber el nombre de los movimientos puede ser un problema. Como todo es muy visual y los movimientos son limitados, cuando llevéis un par de días ya sabréis lo que es hacer un Jab o un Cross.

Mirando nuestra evolución

Lo último que nos queda por comentar de Knockout: Home Fitness es la sección de My Report. Ahí se muestran los días que hemos entrenado, la cantidad de movimientos realizados, cuanto ha sido nuestro tiempo invertido, así como las calorías quemadas. Nos sirve para poder ir viendo nuestra evolución y saber los días que hemos entrenado. Aunque quizás para un usuario medio esta información no sirva de mucho.

Habría ganado mucho más si se pudiera comparar esta información con nuestros amigos ya sea de forma online o local. Ya que siempre incentiva más a querer seguir jugando si queremos superar alguna puntuación. Si alguien más quiere usar el juego no queda más opción que crear otro perfil en nuestra consola o que quien quiera jugar acuda al modo de 3 minutos. Aunque esto hará que cambien las estadísticas diarias.

Resumen

Knockout: Home Fitness es un juego diseñado por expertos para lograr mantenernos en forma gracias a ejercicios basados en deportes como el kárate. Si necesitáis una alternativa para aquellas personas que tenéis poco tiempo entonces haceos con él. Lo vemos incluso como una buena opción a modo complementario para los ejercicios que ya hagáis. Su lado malo es que puede que se os haga repetitivo y por ese mismo se os quede corto en temas de variedad y sus modos de juego. Dado que tampoco hay actualmente una demo disponible si os recomendamos que le echéis un vistazo antes de comprarlo.

6.5

Bueno

X