Análisis – Pase de expansión ‘La Isla de la Armadura’ de ‘Pokémon Espada/Escudo’

Análisis

Desde hace unos días tenemos ya la primera parte del pase de expansión de Pokémon Espada y Pokémon Escudo. Gracias a este podremos explorar una nueva zona en la región de Galar: la Isla de la Armadura. En ella, además de tener Pokémon nuevos, tenemos nuevas acciones en las que entraremos aquí en profundidad.

¡Accediendo a la nueva zona!

Al tratarse de la primera del pase de expansión del juego base de momento no vamos a tener acceso a todo el contenido. En esta ocasión nos tocará visitar la Isla de la Armadura, en la cual nos sonará el personaje que nos encontramos al llegar. En nuestro caso, al tener la versión de Pokémon Espada, nos recibirá Sófora, la chica que nos regaló hace tiempo el Slowpoke de Galar. Esta entrenadora, además de convertirse en nuestra rival, posee Pokémons de tipo Veneno por lo que id bien preparados (aunque para nada se nos han hecho complicados estos encuentros).

En el caso de que tengáis la versión de Pokémon Escudo vuestro adversario será Dreo, el cual está especializado en Pokémon de tipo Psíquico. Lo que más me vuelve a sorprender es que estos personajes muestran muy bien su personalidad, y por lo tanto, cuando encontramos a entrenadores (random o incluso nuestros mismos) echaréis en falta la expresividad. Ambos personajes van a ser muy competitivos con nosotros y harán lo que puedan para fastidiarnos incluso aunque eso conlleve a hacer trampas.

El objetivo de nuestro personaje será de nuevo hacerse más fuerte y por ello acude a esta isla para entrenar en el Dojo y convertirse en una nueva alumna. Para ello deberá superar las pruebas del maestro Mostaz. Son pruebas, que si ya habéis superado el juego, no os costará nada superar. Y se convierte todo en una excusa para poder conseguir a Kubfu, el Pokémon legendario de esta parte del DLC.

Como nuevo legendario en la saga seguro que todo el mundo esperaba que fuera algo más complicado de conseguir, o que incluso habría que atraparlo, y rezar porque no escapara. Aun tenemos recuerdos de los intentos que necesitamos para conseguir a los perros legendarios. En esta ocasión, será el maestro Mostaz quien nos otorgue a este Pokémon, en el nivel más bajo, y será cuando nos encomienda estrechar lazos con él y volverlo lo más fuerte posible.

(¡Recordad que es imprescindible actualizar el juego para acceder al pase!)

Con el fin de poder personalizar más a nuestro legendario, y que evolucione a Urshifu se nos ofrecerán dos caminos en forma de torre. Según la elegida podemos hacer que nuestro Pokémon adquiera o bien el Estilo Fluido o el Estilo Brusco. Es decir convertirlo en tipo Lucha/Agua o en Lucha/Siniestro, quedará a vuestra elección o forma de juego ir hacia una u otra.

Desafíos Adicionales

El primer aspecto negativo que le hemos visto es que la aventura que podemos disfrutar se nos ha hecho bastante corta. Siempre claro, que no contemos la cantidad de Pokémon nuevos que podemos atrapar o los desafíos adicionales. El primero de ellos será encontrar a los 151 Diglett de Alola que se encuentran repartidos por cada una de las regiones en las que está dividida la isla.

Este desafío nos ha gustado bastante, ya que de esta forma hemos podido explorar cada uno de los rincones, y también poner a prueba nuestra capacidad de reconocer esos pelillos tan característicos de la versión de Alola. Además, merece la pena encontrarlos a todos ya que a cambio recibiremos Pokémon que no tendremos, si no sois poseedores de Pokémon Home. En la web tenemos una guía con las recompensas que dan por encontrarlos.

(¡Mirad bien cada rincón para que no se escapen!)

Otra de sus novedades, cuando hayamos superado todas las pruebas del Dojo, es poder acceder a la Prueba Ceñida. Las reglas de esta prueba es que tenemos que elegir el tipo de Pokémon que va a competir (agua, fuego, planta…) y luego elegir hasta tres de ese tipo (nivelados todos al nivel 50). Teniendo como restricción que no podemos elegir a dos Pokémon iguales, no puede haber dos objetos idénticos y disponemos de dos oportunidades entre combates de curar al equipo. Una vez cumplidos esos requisitos lo siguiente que tendremos que conseguir es realizar cinco victorias consecutivas. No es la Torre Batalla, pero para ponernos a prueba nos ha gustado, de hecho en alguna ocasión hemos sufrido por no tener bien preparados a los Pokémon de un determinado tipo. ¡Se agradece mucho esta subida de dificultad!

Nuevas funciones

Si estáis cansados de tener que hacer incursiones para que algunos de vuestros Pokémon tengan forma Gigamax, ahora con este DLC, tenemos una nueva solución. Esta llega en forma de Maxisopa, un plato que se prepara con unos ingredientes que se pueden conseguir en la Isla de la Armadura. Si la fabricamos, todo aquel que tenga buen potencial Dinamax podrá desbloquear esta forma. ¡Ojo! que esto también tiene el efecto contrario y es que si un Pokémon ya tenía esa capacidad la perderá y solo podrá dinamaxizarse.

Son bastantes los Pokémon a los que vamos a poder darle la sopa, y es algo de agradecer, ya que en nuestro caso algunos de ellos han vuelto a estar en nuestra lista de favoritos. Si tenéis curiosidad estos son: Venasaur, Charizard, Blastoise, Rillaboom, Cinderace, Inteleon, Butterfree, Pikachu, Meowth, Machamp, Gengar, Lapras, Eevee, Snorlax y Gardobor, Drednaw, Corviknight, Toxtricity, Alcremie, Duraludon, Obeetle, Coalossal, Sandaconda, Grimmsnarl, Flapple, Appletun, Hatterene, Copperajah, Kingler, Centiskorch y Urshifu.

(También podemos hacer que el Pokémon que pongamos en primera posición nos acompañe)

Otra de las incorporaciones que tenemos es el invento del Cramobot. Esta máquina inventada por Idrán, nos permite conseguir un nuevo objeto a cambio de otros cuatro. Podemos conseguir objetos muy poco comunes como resultado, pero dado que no tenemos una lista de lo que echar y conseguir a cambio es un poco difícil. Aunque no tengamos ese listado si que podemos “sobornar” a Idrán para que nos enseñe algunas de sus combinaciones a cambio de 100W. Por lo que id apuntándolas, porque luego no os las recordará. Dado que nosotros estamos jugando después de haber completado todo lo que ofrece el juego base, muchos de estos objetos no nos servirán para nada.

El uso del Durlaium

En este pase tenemos un nuevo objeto o sustancia llamado Duralium. Este se puede conseguir solo en la Isla de la Armadura mediante Incursiones Dinamax así como otros métodos como la excavación. Esta “moneda” nos sirve para poder enseñarle nuevos movimientos a nuestros Pokémon (lo que sería el Tutor de Movimientos).

Pero también nos sirve para conseguir más vatios. Hasta ahora ya conocíamos el uso de los vatios, pero ahora también tiene un nuevo uso.  Por ejemplo, si se lo damos a Tania, podemos conseguir nuevas mejoras para el Dojo, como contratar a una peluquera que cambie el estilo de nuestro protagonista, poner una máquina de refrescos (a un precio más barato de lo normal) o incluso un frigorífico del cual podemos conseguir alimentos (gratis) para nuestros campamentos.

Recorriendo la isla

¡De isla en isla y tiro por que me toca! Aunque ya partíamos de estar en una isla dónde predominaba sobre todo el estilo industrial, ahora en este DLC, podremos rumbo a una isla mucho “más tranquila”. Aunque la isla, a simple vista parece pequeña, cuando nos pongamos a recorrerla comprobaremos que es bastante extensa y llena de lugar que explorar bastante variados. Su estilo es como el del Área Silvestre, en el cual vamos a pasear por playas, bosques, pantanos, cuevas y dunas.

A nivel gráfico sigue estando en la línea del juego base, por lo que el nivel de detalle nos va a parecer un poco escueto y que siguen sin aprovechar el máximo potencial de la consola como han hecho algunos juegos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild o Xenoblade Chronicles: Definitive Edition. Esto es algo que da bastante rabia, ya que incluso las animaciones de los Pokémon dejan algo desear. Incluso, en algunas ocasiones, el juego nos ha dado algún tirón que otro.

Tenemos también como novedad, algo que ya podíamos hacer en otras entregas de la saga, que el primer Pokémon de nuestro equipo nos acompañe. Cuando me enteré de que esto se podía hacer nos generó muchas expectativas, y es que quien no recuerda a Pikachu enfadado por no darle mimos o haberlo sacado del equipo. Pero al final este añadido ha sido un poco decepcionante. Solo nos acompaña en la isla y en la mayoría de los casos, sobre todo si vamos con la bici, veremos como nuestro Pokémon deja de seguirnos o teletransportarse (a veces parecía que lo estábamos abandonando cuando nos adentrábamos en el mar). Y si le pulsamos para hablar con el no hace nada salvo poner una ‘!’ encima de su cabeza. Esperamos que puedan mejorar este apartado y darle alguna utilidad más.

Conclusión

Decidir ahora si merece o no la pena el Pase de Expansión de Pokémon Espada y Pokémon Escudo es apresurarse un poco. Las mejoras que se han incluido se agradecen bastante, y de hecho deja en mal lugar al juego base, ya que deberían haber sido añadido incluidos desde el principio del juego. La historia, se nos ha hecho bastante corta, pero si que la vemos como buena excusa para conseguir al nuevo legendario de la octava generación. Lo que más nos ha gustado es la inclusión de la Prueba Ceñida, ya que estábamos echando en falta un buen reto que no sea un paseo por la aventura. ¡Quedamos con muchas ganas de ver lo que nos espera en Las nieves de las corona!

X